Kiersten White, una escritora paranormal

ARTE Y RELIGION

     Literatura

              Escritores Mormones

Kiersten White

Una escritora paranormal

“Doy los abrazos más incómodos del mundo. También escribo libros. Probablemente deberían optar por uno de esos libros antes que por mis abrazos” (Kiersten White)

Por Mario R. Montani

Kiersten White es una exitosa escritora mormona nacida en Utah aunque reside actualmente en San Diego, California, junto a su esposo y tres hijos.

KierstenWhite

Debido al modo en que protege su vida personal (el cual respetamos) no es fácil obtener su fecha de nacimiento ni los datos de sus allegados.  Estudió en BYU donde obtuvo una Licenciatura en Inglés en 2004, lo que nos hace presumir que se encuentra en medio de sus 30 en la actualidad.

Desde jovencita se sintió atraída por la mitología, las religiones antiguas, Egipto y lo paranormal.

Kiersten White Paranormalcy

En una entrevista declaró:

“Desde que tengo memoria he querido escribir. También pensé en ilustrar libros, pero ocurre que para eso hace falta un talento como artista que yo no poseo. Leer fue siempre mi actividad favorita. Y cuando no podía leer o cuando las historias que me encantaban finalizaban, fabricaba historias nuevas en mi cabeza. Fue una transición muy natural pasar de una ávida lectora y amante de historias a ser una escritora, creando mis propias historias para compartir con otros”.

En cuanto a su carrera como escritora, podríamos decir que se inició con la publicación de Tangled en la revista estudiantil Leading Edge de BYU, especializada en ciencia ficción y fantasía, bajo el nombre de Kiersten Brazier.

Kiersten White 8581936

Un relato corto suyo, Tick-Tick-Boom, se incluyó en la antología Corsets and Clockwork y el ensayo Case Notes: Salvatore, Stefan and Salvatore, Damon formó parte de Visitor’s Guide to Mystic Falls, un volumen dedicado al programa Vampire Diaries.

Después de tres intentos infructuosos con sus novelas iniciales, en 2009 logró vender Paranormalcy (que se tradujo como Paranormal al castellano aunque una rendición más aproximada sería Paranormalía).

A los siete días de su aparición en 2010, la novela había logrado trepar a la lista de los más vendidos del New York Times. Al año siguiente apareció la continuación, Supernaturally, y en el 2012 cerró la trilogía con Endlessly.

Las obras atrajeron inmediatamente la atención, y su autora fue escogida como Young Adult Library Services Association Teen Top Ten (por la Asociación de Bibliotecas de Jóvenes Adultos) y  nominada para el Publishers Weekly Flying Start en 2010 (premio de los editores para los nuevos talentos). También se ha hablado de la posibilidad de llevar Paranormalcy a la pantalla grande.

Kiersten White images

Las obras están dirigidas a un público joven y la heroína es muy particular. Se trata de una adolescente de 16 años, de nombre Evie, apasionada por la moda y las series de televisión románticas, que desearía asistir a un colegio normal y salir con chicos, pero no puede hacerlo. La Agencia Internacional para la Contención de lo Paranormal (AICP) ha descubierto que ella es la única humana con la capacidad de detectar el aura de los seres paranormales (hombres lobos, vampiros, sirenas, hadas, etc) que vagan por el mundo disfrazados como personas normales. En su trabajo recibe la colaboración de Lend, un joven que puede adoptar cualquier forma, y de Lorethan (Reth), un personaje masculino de la familia de las hadas. Además de las aventuras, la posibilidad de romance está siempre presente.

White posee un estilo muy moderno, ágil y divertido, lo que mantiene la historia avanzando de modo fluido. Sus personajes son variados y bien descriptos al igual que los entornos. Los nudos temáticos se resuelven y encadenan bien unos con otros, a veces de modo inesperado.

Kiersten White 51mKH-aOUpL._SX330_BO1,204,203,200_

Con relación a cómo se le ocurrió la trama y los personajes, ha dicho:

“Tal vez no les guste esta respuesta, pero simplemente aparecieron. Comenzó con una pregunta: ¿Qué podría hacerse con los vampiros si no queremos matarlos? Eso condujo a la Agencia Internacional para la Contención de lo Paranormal, que a su vez condujo a una sarcástica jovencita de dieciséis trabajando para ella, lo que condujo a la pregunta de por qué trabajaría para la Agencia. Una vez que la voz de Evie comenzó a aparecer ya no la pude callar”.

Kiersten White 1239355

Luego del gran éxito de la trilogía continuó explorando otros géneros. Al thriller sicológico Mind Games (2013) siguió su secuela Perfect Lies (2014). The Chaos of Stars (2013) presentó a Isadora, una adolescente que resulta ser hija de antiguos dioses egipcios. In The Shadows (2014) es una colaboración con el excelente ilustrador Jim Di Bartolo.

Kiersten White ITS_hi_res

En 2014 también presentó Illusions of Fate, a la que ha comparado con “una mezcla de Orgullo y Prejuicio con Harry Potter”.

Kiersten White IllusionsFate_cvr

Con relación a sus hábitos de escritura:

“No miro demasiada TV. Me paso de largo mucha actividad social. Me acuesto muy tarde. Escribo como maniática cuando tengo la ocasión y la inspiración y hay períodos en los que no puedo escribir por causa de vivir y ser una mamá, una esposa, una amiga, una hermana y una hija. No me maltrato, pero me pongo un poco loca si no tengo amigos imaginarios con quienes hablar… Es importante que, si uno decide escribir, logre encajar eso dentro de su vida. Debe estar dispuesto a sacrificar cosas (Asegurándose que esas cosas no sean esposos, hijos y las relaciones personales. Esas necesitan prioridad). Y si alguien no está dispuesto a sacrificar diversión para obtener el tiempo, también está bien. ¡Gracias al cielo no todos necesitan ser escritores psicóticos, anti sociales y privados de sueño!”.

Kiersten White IMG_0218

Con respecto a su trabajo, el esposo ha dicho:

“Ella trabaja en horarios extraños. Cuando está editando, lo hace desde las 10 de la noche a las 2 de la mañana, se los aseguro. Aunque no pueda certificarlo, porque para las 9:30 yo ya me fui a la cama…El proceso de escritura, desde mi punto de vista, es como una montaña rusa con miles de millas de recorrido lento y chato y con algunas subidas y bajadas por el camino. Pasan meses en los que nada fantástico ocurre y, de pronto, todo se vuelve una locura. Uno necesita ser paciente, comprensivo, y, más que nada, amoroso, sin importar qué esté ocurriendo… La comunidad de escritores, tanto on line como fuera, es sorprendente. Ser parte de ella en cualquier calidad es algo que vale la pena…”

Kiersten ha mencionado que el origen de sus estupendas ideas es muy variado: hablar con gente interesante, el cine, la música, los buenos libros, la naturaleza, la historia y visitar nuevos lugares. Precisamente esto último la ha llevado recientemente a realizar un viaje a Rumania, la cuna del conde Drácula:

“Rumania es definitivamente el lugar más interesante que he conocido. Es la primera vez que salgo de Norteamérica. Disfruté de la historia que posee. Tradicionalmente eran tres países diferentes, de modo que cada región que visitamos tenía su propia historia arquitectónica y tradición religiosa. Es interesante ir a un país que posee invaluables iglesias o fortalezas de más de 550 años en cada pequeña villa, tantas que no pueden lograr restaurarlas a todas. Tan diferente a EEUU, donde si algo tiene 150 años ya es una atracción turística. El paisaje también es asombrosamente hermoso”.

Kirsten White And I Darken Web Image

En 2016, la autora acaba de publicar And I darken, el primer tomo de su nueva saga The Conquerors.

Las obras de Kiersten White en castellano pueden encontrarse a través de Ediciones B.

La lectura de sus novelas, si bien diseñadas para un público joven, podrá otorgarnos un buen momento de diversión así como otro de reflexión.

Kiersten White IMG_1224

“No caí enamorada por ti. Caminé enamorada hacia ti, con mis ojos bien abiertos, eligiendo dar cada paso a lo largo del camino. Creo en la suerte y el destino, pero también creo que estamos destinados a aquellas cosas que de cualquier modo hubiésemos elegido. Y yo te elegí a ti: en un centenar de vidas, en un centenar de mundos, en cualquier versión de la realidad, te encontraría y te elegiría”.

Kiersten White en The Chaos of Stars


 

Ina Coolbrith, Nuestra Poetisa Laureada y Olvidada

ARTE Y RELIGION

        Literatura

                  Escritores Mormones

 Ina Coolbrith

Nuestra Poetisa Laureada y Olvidada

Retrato de Ina Coolbrith por el pintor mormón Ken Corbett

Retrato de Ina Coolbrith por el pintor mormón Ken Corbett

Por Mario R. Montani

Josephine Donna Smith nació el 10 de Marzo de 1841 en Nauvoo, Illinois, siendo la más pequeña de las tres hijas de Agnes Moulton Coolbrith (quien se había convertido en 1832, en Kirtland) y Don Carlos Smith, hermano menor del Profeta Joseph Smith, Jr y también uno de los primeros misioneros de la Iglesia, así como editor del periódico Times & Seasons.

Don Carlos Smith, hermano del Profeta Joseph y padre de Josephina

Don Carlos Smith, hermano del Profeta Joseph y padre de Josephina

En los registros de la Iglesia (Letterbook 2), con fecha 2 de abril de 1839. puede leerse el siguiente comentario al final de una carta de Don Carlos a sus hermanos en prisión:

“Amados hermanos Hyrum y Joseph, con autorización de mi esposo escribo estas líneas para mostrarles que no me he olvidado de ustedes, ni de incluirlos en mis oraciones al Padre Celestial para que sean liberados; pareciera que el Señor ha sido lento en escuchar las oraciones de los Santos, pero las vías del Señor no son las nuestras, por tanto él puede hacerlo mejor que nosotros; deben sentirse reconfortados, hermanos H. & J. , y esperar por mejores días; sus pequeños juegan como corderitos, estén tranquilos con respecto a ellos, pues no están abatidos y apenados como nosotros, sus penas son sólo momentáneas, mientras que las nuestras, continuas. Que el Señor los bendiga, proteja y libere de los enemigos, y los restaure al seno de sus familias, es la oración de Agnes M. Smith”.

Cuando Josephine sólo contaba con cuatro meses de edad, su padre murió de malaria a los 25 años y lo mismo ocurrió con una de sus hermanas poco después. Tras la muerte de su esposo, Agnes se convirtió en la sexta o séptima esposa de Joseph Smith (dependiendo de si se considera a Fanny Alger como la primera o no), en el único caso de levirato (la antigua práctica hebrea de tomar como esposa a la viuda de un hermano para levantarle posteridad y cuidar de sus necesidades) que se conoce del Profeta. La pareja nunca tuvo hijos pero, a lo largo de los dos años siguientes, Joseph se casó en matrimonio plural con otras veinte mujeres, lo que hizo que Agnes se sintiera desprotegida y olvidada. Tras la muerte del Profeta, en Junio de 1844, se convirtió en una de las esposas polígamas de George A. Smith, primo de Joseph.

El Apóstol George A. Smith, primo del Profeta.

El Apóstol George A. Smith, primo del Profeta.

Temiendo por su vida, y con serias dudas sobre su fe, Agnes abandonó la comunidad mormona, y a George, antes de los preparativos para el éxodo al oeste, y se dirigió a Saint Louis, Missouri, donde terminó casándose con William Pickett, abogado e impresor local.

Los temores de Agnes no eran infundados. En Missouri, debió escapar con sus dos hijitas mayores, cruzando un río helado y con los pies lastimados, mientras veía como una turba incendiaba su casa. Don Carlos se encontraba entonces cumpliendo una misión.

La nueva pareja tuvo mellizos y en 1851 decidieron probar suerte en California. Para entonces, intentando ocultar su pasado, Agnes había nombrado a los primeros hijos con su  apellido de soltera, por lo que Josephine pasó a ser conocida como Josephina (o su diminutivo, Ina) Coolbrith.

Agnes Moulton Coolbrith

Agnes Moulton Coolbrith

Con 10 años, Ina aprovechó el largo viaje en caravana de carretas hasta California leyendo obras de Shakespeare y una colección de poemas de Lord Byron, y bajo la conducción del famoso guía afroamericano Jim Beckwourth. Fue la primera en cruzar el que llegaría a conocerse como Beckwourth Pass, atravesando la Sierra Nevada, en la grupa del caballo del explorador.

La biógrafa de Ina, Josephine DeWitt Rhodehamel, da el siguiente relato:

“(Jim Beckwourth) iba al frente de la columna de diecisiete ya gastadas y rechinantes carretas. Cuando se acercaban al paso le preguntó a la Sra. Pickett si a su hija más pequeña le gustaría cabalgar con él. Sería la primera niña blanca en hacerlo. En el paso, Beckwourth desmontó y ayudó a la pequeña a bajar de la montura. El viento otoñal golpeaba sus rostros y ropa. Nubes tormentosas se iban agrupando, obscureciendo todo el paisaje con excepción del valle que se abría bajo ellos, al oeste. El sol lo iluminó en ese momento. Jim señaló el valle reluciente que yacía contra la distancia azul. “Allí, pequeñita”, le dijo, “allí esta California… Ese es tu reino!”

Esas palabras resultaron proféticas en más de un sentido…Los flamantes colonos, siguiendo la fiebre del oro del momento, se establecieron primeramente en Marysville, al norte de Sacramento. Al no tener éxito en su búsqueda, se trasladaron a la populosa ciudad de San Francisco. En 1855 su casa fue robada y quemada, por lo que se mudaron nuevamente a Los Angeles, donde Pickett abrió su consulta legal. Allí, Ina, con 14 años, asistió por primera vez a la escuela pública que acababa de abrir sus puertas. Tras tres años, continuó su educación en casa y leyendo de la extensa biblioteca de su padrastro, particularmente los grandes clásicos. Ya había deslumbrado a los maestros al realizar sus composiciones en verso, pues le resultaban más fácil que utilizando un estilo narrativo. A los 15 publicó su poema “My Childhood’s Home” en el Los Angeles Star.

Ina Coolbrith en su adolescencia

Ina Coolbrith en su adolescencia

Al convertirse en una mujer, Ina fue reconocida por su belleza, al punto de que fue elegida como compañera de Pío Pico, el último Gobernador Mexicano de California, para la apertura de un baile de la sociedad. En abril de 1858, contando 17 años, contrajo matrimonio con Robert Bruce Carsley, un herrero y también actor de tiempo parcial, quien resultó ser abusivo y celoso, del cual sólo recibió malos tratos. Un dolor adicional provino de la muerte de un bebé recién nacido.

Josephina en fecha cercana a su matrimonio (1858)

Josephina en fecha cercana a su matrimonio (1858)

Un altercado entre Carsley y Pickett resultó en una herida de bala en la mano del primero de los nombrados y la posterior amputación de ese miembro. En un resonante juicio público Carsley acusó falsamente a su esposa de serle infiel y la disolución del matrimonio se hizo efectiva en 1861. Al igual que con el origen religioso de la familia, el nacimiento y muerte del bebé se mantuvo en secreto, aunque tras el fallecimiento de la escritora se supo que su poema “The Mother’s Grief” había surgido como homenaje al infante.

Ina, alrededor de 1879

Ina, alrededor de 1870

Intentando reiniciar su vida y combatir la depresión producto de los eventos mencionados, Coolbrith se mudó nuevamente a San Francisco en 1862, en compañía de su madre, su padre adoptivo y los mellizos. Obtuvo trabajo como maestra y se relacionó con los otros escritores de la Bahía, entre ellos Bret Harte (Francis Brett Harte), Joaquin Miller (Cincinnatus Hiner Miller), Ambrose Bierce y Mark Twain (Samuel Clemens).

Mark Twain en 1869

Mark Twain en 1869

Junto a Harte y Charles Warren Stoddard conformaron la conocida como “Golden Gate Trinity” o “Overland Trinity”, por su relación con el periódico literario Overland Monthly, del cual pasó a ser integrante seleccionado poesías, artículos y críticas. También llevaba a cabo tertulias literarias en su hogar, lo que le permitía presentar a los nuevos escritores con sus editores.

Bret Harte

Bret Harte

Coolbrith no sólo publicó algún poema en cada uno de los números del Overland durante una década sino que su influencia en las letras y la cultura se fue extendiendo más allá de los límites de la Bahía de San Francisco.

C.W. Stoddard

C.W. Stoddard

Fue muy amiga de Miller, a quien sugirió adoptar el nombre literario de Joaquín, en memoria de su héroe, Joaquín Murrietta y a adoptar el cabello largo, las botas de montar y el aspecto de un montañés. También lo estimuló a continuar con su carrera. Juntos prepararon la corona de laureles que Miller llevaría a la tumba de Lord Byron, con hojas que cosecharon en Sausalito.

Joaquin Miller

Joaquin Miller

Cuando dos años más tarde Joaquín retornó de Europa, supo que su hija mestiza, Callie Shasta, estaba pasando una mala situación en territorio indígena e hizo los arreglos para que la adolescente quedara al cuidado de Coolbrith, situación que se extendió por muchos años.

Callie Shasta Miller en 1879

Callie Shasta Miller en 1879

En 1871, Ina fue invitada por la Universidad de California en Berkeley a escribir un poema para la graduación de ese año. La obra, llamada “California”, fue un homenaje a su estado adoptivo.

En 1872 se fundó el Bohemian Club, un lugar para congregar a autores, artistas, músicos y sus mecenas. Siendo un club exclusivamente masculino, Ina sólo pudo ayudar en la confección de las cortinas para el primer local. Sin embargo, los integrantes decidieron nombrarla su primer miembro honorario.

Agnes Smith Peterson, hermana de Ina.

Agnes Smith Peterson, hermana de Ina.

En 1873 murió su hermana, Agnes Smith Peterson, por lo que sus sobrinos pasan a quedar a su cargo. También es llamada como bibliotecaria de la Oakland Free Library con un salario de u$s 80 por mes.

Pasada la Guerra de Secesión, el ferrocarril llegó a California en 1869. Aprovechando esta ventaja varios de los escritores que habían cosechado cierto renombre, decidieron viajar al Este para capitalizar su reputación. De hecho, no es de extrañar que “The Luck of Roaring Camp” de Bret Harte, “Roughing It” de Mark Twain y “Songs of the Sierras” de Joaquin Miller, hayan aparecido todos dentro de los tres años inmediatos al arribo del ferrocarril. Nuestra escritora nunca utilizó esa ventaja. Según Ida Rae Egli en “No Rooms of Their Own: Women Writers of Early California”:

“Ina pensaba que estaba obligada a permanecer en el Area de la Bahía y sostener a una familia bastante grande: su madre, los sobrinos que habían quedado huérfanos por la muerte de su hermana, y una joven mestiza llamada Callie Shasta, hija de Joaquin Miller…”

Con un horario de 12 horas diarias, 6 días a la semana, sus posibilidades de escribir se vieron seriamente disminuidas. Sin embargo, mantuvo una fluida correspondencia con algunas de las mentes más brillantes de su generación, tanto en los EEUU como en el extranjero, tales como Lord Tennyson, Whittier, Longfellow, Lowell y otros. También ayudó a muchos jóvenes talentos en sus inicios.

Jack London

Jack London

Jack London, el autor de “La Llamada de lo Salvaje”, “Colmillo Blanco” y “Jerry de las Islas”, en algunos de los párrafos de una carta que le escribiera en Diciembre de 1906:

“¡…Aquellos días en la vieja Biblioteca de Oakland! ¿Sabes? Tú fuiste la primera que me alabó por los materiales que escogía para leer. Nadie en casa se había preocupado jamás por lo que leía. Yo era un niño ansioso, sediento, hambriento – y cierto día en la biblioteca, tomé un volumen de Pizarro en Perú (tenía yo sólo diez años). Tomaste el libro y lo sellaste para mí. Y mientras me lo entregabas me felicitaste por leer libros de esa naturaleza. ¡Orgulloso! Si hubieras sabido cuán orgulloso me hicieron sentir tus palabras. He pensado mucho en ti. Eras para mí una diosa. No sabía que eras una poetisa, o que jamás hubieses escrito algún maravilloso verso. Verás, yo era un salvaje que venía de una estancia. Pero permanecí admirado de ti – adorándote admirado. En aquellos días yo solía nombrar con adjetivos. Y te nombré “Noble”. Eso es lo que eras para mí – noble. Ese era el sentimiento que veía en ti. Oh, sí, también percibía el sentimiento de pena y sufrimiento, pero dominándolos a todos, muy por encima de ellos, estaba la nobleza. Ninguna mujer me ha afectado al grado tuyo. Yo era sólo un muchacho. No sabía absolutamente nada de ti. Sin embargo, en todos los años transcurridos, jamás he conocido otra mujer tan noble.

Ina Coolbrith en 1880

Ina Coolbrith en la década de 1880

No he vuelto a verte desde aquellos días en la biblioteca, no obstante la imagen tuya que retengo en la memoria es tan vívida como cualquier otra que posea. Cuando escucho mencionar tu nombre, o pienso en ti, inmediatamente surge esa imagen, y con ella, su connotación, y esa connotación es “noble”. Cada vez más a menudo, la mera palabra “noble” te trae a mi mente.

Perdón por lo que puede parecer una tontería. Me he vuelto un poco duro últimamente; pero recuerdo mi infancia, te recuerdo a ti; y aún quedan en mí lugar y ternura para los recuerdos”.

Sinceramente tuyo

Jack London

London la reconoció siempre como su “madre literaria” e Isadora Duncan en sus memorias la describe como “maravillosa” y mencionaba “sus ojos muy hermosos que brillaban con fuego y pasión”.

Isadora Duncan

Isadora Duncan

Ina fue también bibliotecaria alternativamente de la Mechanics Institute Library y del Bohemian Club Library. Sus muchas horas de trabajo para mantener a la familia extendida terminaron afectando su producción literaria. Había comenzado a escribir una Historia de la Literatura de California, que incluía muchos elementos autobiográficos, pero todo se perdió en el gran terremoto e incendio de San Francisco, de 1906, junto con su casa y posesiones.

La autora  Aleta George  ha descripto así esa situación:

“Segundos antes de que golpeara el terremoto de 1906, una luminosidad previa al amanecer se deslizó en el salón de Ina Dona Coolbrith en Russian Hill, San Francisco.  Un álbum de fotos dorado y un pequeño florero descansaban sobre una mesa de madera encerada. Los libros agrupados por altura llenaban una biblioteca amplia de cuatro niveles. Un manuscrito recién terminado, listo para ser enviado al editor después de una década de trabajo, yacía ordenadamente apilado en el interior de un pequeño escritorio.

Afuera, el relincho de un caballo nervioso rompió la quietud de la noche. Entonces un estruendo, una sacudida y una explosión arrasaron San Francisco, y por unos largos 45 segundos, las calles se torcieron, los puentes colapsaron, el metal gimió, y el yeso roto se transformó en oleadas de polvo.

Tal vez en la pausa de diez segundos entre temblores, Ina llamó a su conserje Josie Zeller o a su inquilino Robert Norman. Pero las sacudidas retornaron inquietando a Ina y a todos los habitantes de la ciudad por otros 30 segundos. En cama por más de un mes con severo reumatismo, la poetisa de 65 años no podía caminar más de una cuadra o escribir un poema sin detenerse a descansar. Un mes antes del terremoto, el San Francisco Call había reportado que “la dotada poetisa estaba peligrosamente enferma y tal vez no viviese”. Un artículo del día anterior al terremoto mencionaba que había sido despedida de su trabajo de tiempo parcial en el Bohemian Club, y que su enfermedad se “debía en gran medida a su preocupación por la pérdida de su posición”. Ina no podía basarse únicamente en la ocasional venta de un poema, por lo que el pequeño cheque del Club le ayudaba a mantenerse…

En la casa, ella, Josie y Robert se encontraron en el salón para descubrir mampostería rota, candelabros que se mecían y los tesoros de Ina dispersos por el suelo. Sin nada más que un chal para cubrir su ropa de dormir, fue cojeando hasta la calle y observó la ciudad débilmente iluminada. En el muelle, los mástiles de los barcos acompasaban el temblor de la tierra como gigantes metrónomos.

Del otro lado de la bahía, en Oakland Hills, después de despertarse con la sacudida, el poeta Joaquin Miller observaba mientras las volutas de humo se transformaban en fuego. Le preocupaban sus manuscritos guardados en la biblioteca del Bohemian Club, pero también Ina. Varias horas después del terremoto, Miller abordó el ferry para San Francisco,  pero los soldados con órdenes de disparar le cerraron el paso. Con el suministro de agua colapsado e inútil, el fuego arrasó San Francisco, impulsando a un editor local a telegrafiar a Nueva York: “PARECE EL FIN DE SAN FRANCISCO… SOLO DIOS SABE CUANDO ESTO TERMINARÁ”.

Al día siguiente, los soldados evacuaron Russian Hill, e Ina y Josie recorrieron las enredadas calles de San Francisco, dos refugiados más entre muchos. Segura de que pronto regresaría a casa, Ina se fue sin nada en sus manos, excepto uno de sus dos gatos de Angora. Josie llevaba al otro. Abnadonó pilas de primeras ediciones firmadas, pinturas originales del artista californiano William Keith, cartas de toda una vida con colegas y un álbum lleno de notas periodísticas sobre ella y sus poemas. Pero ninguno de estos tesoros se puede comparar con la pérdida del manuscrito en su escritorio.

…Ina descendió de Russian Hill ese día para encontrar una improvisada tienda pública en Fort Mason donde las prudentes mujeres fregaban y organizaban cocinas en la arena mientras los hombres fumaban en muy formales sillas salvadas de las casas. Valijas armadas precipitadamente, arcones, atados de libros preciosos, y animales rescatados sembraban el variopinto campamento. Nubes de humo y cenizas mantenían a San Francisco bajo un domo de aire agobiante que hacía dificultosa la respiración, y por tres noches, endurecida y enferma por su reumatismo, Ina durmió sobre el suelo bajo el cielo abierto.

Desde Fort Mason pudo observar nubes monstruosas creciendo sobre Russian Hill y supo que todo lo que poseía pronto sería polvo. Escribió:

¡Te vi en tu angustia torturada!¡Postrada!

Rasgada por las agonías de la tierra, vestida de fuego!

Cada herida sobre tu pecho estaba sobre el mío,

Triste Ciudad de mi pena y mi deseo.

 

Grises cenizas aventadas, muros derrocados y rotos,

Chimeneas estropeadas – ¿son éstas tu pira funeraria?

Negra desolación cubriendo cual paño mortuorio

¿Es este el fin – mi amor y mi deseo?

(Del poema “San Francisco: 18 de abril de 1906”, publicado en Wings of Sunset, Houghton Mifflin Company, 1929.)

En ese terremoto e incendio, Ina perdió una biblioteca de más de 3.000 volúmenes y el trabajo de sus últimos diez años.

Pero así como la ciudad logró levantarse nuevamente, también lo hizo nuestra escritora. Eventualmente y con ayuda de sus amigos logró construir otra casa en Russian Hill. En 1915, durante la Panama Pacific Exposition, Ina Coolbrith fue nombrada Poetisa Laureada, convirtiéndose en la primera de su género en recibir tal distinción en los EEUU. Ella, quien ya contaba para entonces 74 años, aceptó tal honor diciendo:

“En una vida de incesante labor, el tiempo y las oportunidades se me han negado. De modo que mi pobre producción de versos es el resultado de momentos irregulares, y sólo realizados totalmente como una obra de amor”.

Para esa misma Exposición fue designada Presidente del Congreso de Autores y Periodistas, para lo cual envió más de 4000 invitaciones a los principales escritores de todo el mundo. En 1924 la Legislatura de California confirmó su status de Poetisa Laureada. Ese mismo año, el Mills College le otorgó una Maestría Honoraria en Artes.

Ina en 1919

Ina en 1919

Las obras de Coolbrith se agruparon en varias colecciones: “My Cloth of Gold”, “A Perfect Day (1881), “The Singer of the Sea” (1894) y “Songs from the Golden Gate” (1895). “Wings of Sunset” (1929) fue publicada luego de su muerte.

Su poesía está plena de un delicado lirismo y un profundo amor por la naturaleza. Muchos han considerado su influencia sobre Ezra Pound y Robert Frost.

Me ha resultado imposible hallar traducciones de Ina Coolbrith en castellano pero las versiones en inglés pueden consultarse extensamente en internet. Me he permitido traducir libremente algunos de sus poemas más breves, con plena consciencia de que algo se destruye en el proceso. Los poetas deberían ser traducidos únicamente por otros poetas. Y yo ciertamente no lo soy.

Una Esperanza ( A Hope)

Me aconteció cierto día

Hace tiempo; ah, cuánto tiempo!

Mi vida estaba en su mayo.

En dicha época del año

Los huertos como nevados

Mostraban toques rosados

Y un ave cantaba cerca

Mientras otra en lo lejano,

Do yacía el fulgor temprano.

Hace tiempo; ah, cuánto tiempo!

La dulce juventud ha pasado

Este Mayo ya no es Mayo.

Y escucho a aquel ruiseñor

Cantando en el valle, lejano,

Do yace el temprano ocaso:

Canta triste, dulce y fuerte;

¿En el Paraíso, acaso,

Escucharán su canción?

Un Día Perfecto (A Perfect Day)

Hoy estaré alegre: el sol

Sonríe hacia la tierra;

Los lirios se inclinan, serenos

A cada lado del sendero.

Las rosas, rojas y blancas,

En perfecta hermosura se alzan.

Las palomas de duelo en los bosques

Olvidan y ya no se apenan;

Una suave brisa alza el trigo filoso

Y ondula las gavillas maduras.

En las alturas algún ave feliz

Canta dulcemente entre las hojas

Abejas y mariposas vuelan;

Un durazno cae al suelo;

Se oye el tintín de una campana

En alguna pasture lejana;

Los grillos en la hierba verde

Ensordecen su chirriar.

El cielo mira hacia el mar,

Azul, sin siquiera sombra

De una nube pasajera;

El mar mira hacia arriba

Imagen tan brillante

Que una sonrisa luciera.

Un día demasiado alegre para risas negadas,

Demasiado alegre para lágrimas felices!

La bella tierra se ha envuelto en un sueño

De inmemoriales tiempos:

Quizás de aquella lejana mañana

Cuando cantó junto a sus esferas hermanas.

Quizás esté celebrando

Algún sabático agasajo.

Tal vez algún alma paciente

Ha entrado en el reposo de Dios

Haciendo que su bondad nos sonría,

Y bendiga todo el día.

El Poeta (The Poet)

¡El camina con Dios sobre las Colinas!

Y ve, cada mañana, la tierra despertar

Bañada con luces paradisíacas.

Escucha la risa de los arroyuelos,

Con sus melodías de muchas voces

La saluda con regocijo en su corazón.

Mientras ella a su espíritu puro

Responde como a un niño pequeño.

Sin velo se presenta ante sus ojos

Y entrega su secreto en sus manos

Cumpliendo ya 78 años, la poetisa recibió un apoyo financiero que le permitió viajar a New York donde rentó un cuarto y se dedicó a escribir. Durante los cuatro años siguientes alternó su vida entre las dos costas. Durante ese período, un grupo de escritores comenzó a reunirse en el St. Francis Hotel, identificándose como el Círculo Ina Coolbrith. Dicho Círculo aún permanece en actividad y promueve la obra de Ina así como la historia literaria de California. Algunos de los mejores poemas de la autora fueron escritos después de los 80 años.

Ina Colbrith ib

En 1923, con su salud deteriorada, “la voz más dulce de California”, debió trasladarse a Berkeley para quedar al cuidado de uno de sus sobrinos. Falleció el 29 de Febrero de 1928 a los 87 años y fue enterrada en el Mountain View Cemetery, no tan lejos de donde, años más tarde, la Iglesia construiría el Templo de Oakland. Un pico montañoso (2400 mts) de la Sierra Nevada, cerca del Beckwourth Pass también lleva su nombre. No lejos de su hogar, en las colinas de Russian Hill, se ha creado el Ina Coolbrith Park, un lugar de recogimiento, en terrazas escalonadas y con una espectacular vista de la Bahía.

La Bahía de San Francisco desdel el Ina Coolbrith Park

La Bahía de San Francisco desdel el Ina Coolbrith Park

A partir de 1933 la Universidad de California ha establecido el premio anual Ina Coolbrith Memorial Poetry Prize, otorgado al mejor poema no publicado previamente escrito por estudiantes de esa Universidad.

Tal vez definiéndose a sí misma, la escritora había declarado algunos años antes:

“Si fuese a escribir lo que sé, el libro sería demasiado sensacionalista para ser impreso, pero si escribiese sólo lo que creo apropiado,  sería demasiado aburrido para ser leído”.

Si bien la obra de Coolbrith se desarrolló alejada de la cultura mormona principal, no podemos obviar que era la sobrina y, simultáneamente, hijastra, del Profeta Joseph Smith. Su madre, Agnes Moulton Coolbrith, estuvo íntimamente ligada a la familia Smith y sufrió en carne propia las persecuciones de Missouri y Nauvoo. Nombró a su hija menor Josephina (femenino de Joseph, su tío) y Donna (femenino de Don, su padre). Extrañamente, también llamó Don Carlos a uno de los mellizos que tuvo de su unión con Pickett.  Nuevas investigaciones muestran que cuando viajaron a California por primera vez se establecieron en San Bernardino (por entonces una colonia mormona) y que fue allí donde el propio Pickett sugirió no utilizar el apellido paterno.

Michael Kennedy, un descendiente directo de Joseph y Emma, ha declarado recientemente:

“Esa era una reacción bastante común entre muchos de los descendientes de la familia Smith. La mayor parte de la descendencia de Hyrum se trasladó al Oeste, pero la familia de Joseph, que se quedó atrás, vivió con temor y se distanció de la poligamia y los mormones de Utah”.

Michael Kennedy es el Presidente de The Joseph Smith Jr and Emma Hale Smith Historical Society. En 1972 Gordon B. Hinckley llamó al Hermano Kennedy para crear oportunidades de que la posteridad de Joseph fuese receptiva a las enseñanzas del evangelio.

Ina_Coolbrith_Monument

En 2013 se inauguró en Oakland el monumento “Remember Them: Champions for Humanity”. Una de las figuras homenajeadas fue la de Ina Coolbrith. El escultor Mario Chiodo, quien ejecutó la obra, mencionó:

“He escogido a estas figuras humanitarias pues, independientemente de sus antecedentes o misiones, comparten aspectos comunes de coraje, perseverancia, educación, sacrificio, y el sincero deseo de lograr mejoras en la vida de todos”.

Antes del martirio, en 1844, el Profeta bautizó a su hijo, Joseph Smith III. Una nieta del Profeta, Alice Smith, se bautizó en 1915 pero, debido a los prejuicios existentes, abandonó la Iglesia bastante pronto. Gracia Jones, una bis bis nieta de Joseph se bautizó en 1956 y comenzó a juntar a la familia. De los nueve hijos propios o adaptados de Joseph y Emma sólo tres tienen descendientes vivos. Curiosamente, una tercera parte de ellos vive en Australia, todos descendientes de Inez Smith, nieta de la pareja a través de su hijo Alexander Hale Smith.

Descendientes de Joseph y Hyrum Smith visitan el monumento recientemente inaugurado.

Descendientes de Joseph y Hyrum Smith visitan el monumento recientemente inaugurado.

Gracias a la invitación de Kennedy, cuatro descendientes directos de Joseph Jr y Emma Smith y un descendiente de Hyrum y Jerusha Smith asistieron a la dedicación del monumento en Oakland.

Concluyó Kennedy:

“No hay descendencia viviente de Don Carlos, pero los miembros de nuestra familia extendida ha venido a la dedicación del monumento para reconocer a Josephine Donna Smith/Ina Coolbrith y honrar su vida y el legado dejado al mundo – su propia poesía y las obras de los escritores a los que tuteló”.

El presente artículo se ha beneficiado con información proveniente de la siguiente bibliografía:

The Literature of California, Vol. I, Jack Hicks, pags. 228-231

Ina Coolbrith, The Bittersweet Song of California’s first Poet laureate, Aleta George

Ida Rae Egli, editor, No Rooms of Their Own: Women Writers of Early California,

Joaquin Miller and the social Circle at the Hights por Phoebe Cutler, The Journal of the California Historical Society, vol. 90 Nº 1, 2012, pags 46-48

Bree Despain: la divina obscuridad…

ARTE Y RELIGION

     Literatura

             Escritores Mormones

Bree Despain

La divina obscuridad…

700450123

 Por Mario R. Montani

Bree Rene Biesinger Despain nació en Salt Lake City, Utah, el 13 de enero de 1979, en medio de una tormenta de nieve. Con un hermano y una hermana mayores y también otra pareja de hermano y hermana menores, Bree creció como la típica hija del medio. Recuerda:

“Cuando tenía cinco años, mi papá solía cobijarme en la noche y contarme una historia sobre una chica y su dragón mágico. Cabalgaban sobre el arco iris hacia territorios maravillosos para salvar a alguien. Cada noche creaba una nueva aventura para esos personajes de modo que la historia jamás terminaba. Es uno de los recuerdos más antiguos que poseo, y creo que allí comenzó mi amor por los relatos”.

Siendo niña, engrapaba hojas de papel para crear sus propias “novelas”, y ya en su adolescencia escribía historias en sus anotadores mientras sus amigas esperaban ansiosamente la continuación de las aventuras. Sus profesores le sugirieron que se dedicara a escribir, pero por entonces ella pensaba que únicamente personas muy especiales eran escritores y consideró hacer una carrera de abogacía.

“En la secundaria mi sobrenombre fue “Bee, la matadora” porque le di un puñetazo en la cara, en plena iglesia, a uno de los tipos más molestos de la escuela. Le rompí los lentes y su nariz sangraba. Fue mayormente un accidente, pero por un tiempo me hice famosa porque todas estaban cansadas de los hostigamientos de ese muchacho. Era muy tranquila y tímida en público (por eso lo del puñetazo fue sorprendente) pero más divertida con los que me conocían bien. Me gustaba el teatro y escribir mis pequeños libros. Mi mamá dice que de niña yo no jugaba: dirigía los juegos”.

Bree_despain_2012

Por un tiempo se reconectó con su pasión escribiendo obras teatrales para jóvenes en riesgo en Philadelphia y New York, algunas de las cuales también dirigió en campamentos de verano para ellos. De modo que, asistiendo a BYU, durante un semestre decidió tomar un curso de escritura creativa. Sin embargo, su casamiento con Brick, la llegada de un bebé y la necesidad de un trabajo complementario, fueron dilatando sus aspiraciones.

Bree-Cover-Wall

Entonces ocurrió el accidente.

Regresando en auto con su esposo de una cena familiar, fueron embestidos por un camión. Bree terminó en el hospital siendo sometida a cirugía por una rótula y un tobillo severamente dañados. Después de abandonar el hospital en silla de ruedas, y tras seis meses de intensa rehabilitación pudo volver a caminar.

“Tuve la abrumadora sensación de que podría haber muerto. Se me estaba brindando una segunda oportunidad. Me di cuenta de que si hubiese muerto lamentaría mucho dos cosas: no estar presente para mi pequeño hijo, y nunca haberme convertido en escritora”.

Al regresar a su casa y durante su recuperación, su esposo le trajo una laptop y la estimuló para que escribiese. Al darse cuenta de que la vida podía ser breve y de que siempre lamentaría no haber publicado un libro, Bree tomó la decisión de ser una escritora de tiempo completo.

Bree Despain10345642

Recibió una oferta para la publicación de su primer novela exactamente el día del sexto aniversario de su accidente. The Dark Divine apareció en Marzo de 2009 como el primer volumen de su triología Dark Divine. La continuación, The Lost Saint vio la luz en 2010 y The Savage Grace en 2012.

Bree Despain LostSaintHC catalog (1)

La trilogía, escrita para un público juvenil, tiene como protagonista a Grace Divine, una joven con poderes especiales, hija del pastor local, quien debe elegir cuidadosamente entre su atracción por Daniel Kalbi, un amigo desaparecido por largo tiempo, y la lealtad a su propio hermano.

La aclamada autora Becca Fitzpatrick ha comentado:

“Una novela con todo lo que yo buscaba: un chico malo, una historia de amor complicada y un misterio que hizo que mi corazón latiera el doble de rápido hasta la última página”.

Bree descarga (1)

Una productora fílmica ha mostrado interés en llevar la saga a la pantalla.

Recientemente, Bree ha iniciado la serie Into the Dark con The Shadow Prince que podría considerarse una reconstrucción de los mitos de Perséfone y Hades así como de Orfeo y Eurídice. Una continuación (The Eternity Key) aparecería en 2015.

eaa5ac_3f13223c7d804e2ea4ffffc0a4cd9c4c.jpg_srz_p_400_609_75_22_0.50_1.20_0.00

Con respecto a sus hábitos como escritora, declaró:

“Pongo mucho de mí misma en cada página. Me gusta pensar que un autor es como una esponja – absorbo del mundo y la inspiración que me rodea y luego la filtro al papel a través de mis propias experiencias de vida. Soy por naturaleza una escritora lenta que agoniza con la elección de cada palabra y no lograría acabar una página para el fin del día. Para combatir eso, y poder cumplir con los plazos, me obligo a escribir en tramos rápidos. Por ejemplo, desafiarme a escribir por lo menos 1000 palabras en una hora dos o tres veces al día. Al obligarme a ir rápido tengo que apagar mi editor y corrector interior y simplemente escribir. Como me gusta mucho revisar, siempre estoy feliz de tener algo escrito con lo cual puedo jugar y a lo cual hermosear más tarde”.

eaa5ac_00cb5ed8f7cf47c8afe1c0d26312bb7d.jpg_srz_p_763_1152_75_22_0.50_1.20_0.00

Su consejo para los nuevos escritores:

“Deben tener el deseo de revisar. Allí ocurre la magia”.

Bree Despain continúa viviendo en Salt Lake City con su esposo y dos hijos.

 bree-despain

Obras de Bree Despain

Novelas

Ensayos

Ediciones B ha comenzado a traducir las obras de Bree Despain al castellano.

 

Shannon Hale

ARTE Y RELIGION

     Literatura

            Escritores Mormones

Shannon Hale

(Erase una vez una Princesa…)

Shannon Hale 003

Por Mario R. Montani

Shannon Bryner nació en Salt Lake City, Utah el 26 de enero de 1974. Siendo la hija del medio, con dos hermanas mayores y una hermana y un hermano menores, debió aprender a captar la atención a su manera.

“Desde el jardín de infantes en adelante me encantaba la escuela. Disfrutaba aprender cosas nuevas e involucrarme en proyectos. Sin embargo tenía problemas para hacer amigos. Me sentía sola y frustrada con las peleas que parecían ocurrir. Tomaba todo a pecho y creía que los otros realmente me odiaban. Siempre he sido muy sensible… Recuerdo que muchas veces volvía a casa sola y me largaba a llorar en los brazos de mamá. Ella fue siempre cálida, gentil y comprensiva conmigo.

Los maestros de la primaria me apoyaban maravillosamente con la creatividad. En tercer grado, escribía pequeños poemas y obras teatrales que me permitían actuar con mis compañeros. Antes de saber que se podían escribir libros, contaba historias con la actuación, ayudada por mis hermanas y amigos como parte del elenco. En cuarto grado, descubrí la magia de escribir ficciones. Ese año declaré que deseaba ser escritora cuando creciese”.

De modo que, en cierto sentido, la carrera literaria de Shannon comenzó a los 10 años.

“Siempre me gustó leer. Una tradición personal era que el último día del verano, justo antes de que comenzaran nuevamente las clases, leía todo el día. Tomaba un libro, colocaba una manta en algún lugar con sombra, comía galletas y tomaba Sprite mientras leía y movía mi manta a medida que la sombra del árbol se desplazaba con el sol”.

En la preparatoria le fue difícil relacionarse socialmente, no obstante, se las ingenió para formar parte del equipo de la revista literaria del colegio. Ya en la secundaria de West High, recuerda:

“Había muchos grupos con intereses comunes, pero uno podía ir entre uno y otro sin mayores problemas. Tenía amigos de teatro, de debate, inteligentes “nerds” y atléticos. También había mucha diversidad cultural (para lo que solía ser Utah), lo cual era muy refrescante para mí. Me encantaba conocer personas que tuviesen diferentes trayectorias que la mía – con diferentes religiones, estructuras familiares, niveles económicos, creencias, experiencias, herencias étnicas, apariencias e intereses… Quise por el resto de mi vida estar rodeada de gente interesante y diferente”.

Durante esos años se interesó mucho en la actuación y participó de diversas puestas, incluyendo una versión de “El Jardín Secreto” con un teatro de la comunidad.

“Siendo estudiante de primer año me propuse como vicepresidente para el segundo y de algún modo gané (aunque deben creerme que no era para nada popular en el sentido tradicional). Estaba este estudiante de último año llamado Dean Hale que era vicepresidente del cuerpo estudiantil ese año. También participaba en mis clases de drama y en el grupo de improvisación teatral. Me gustaba ese muchacho, y, aunque éramos buenos amigos, nada más ocurrió…”

Después de ingresar a la Universidad de Utah, Shannon decidió salir a cumplir una misión:

“Me tomé una pausa de 18 meses en la Universidad para servir como misionera para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días. Uno no escoge a dónde irá, de modo que es un gran acontecimiento cuando tu llamamiento llega por correo. Estaba encantada de haber sido llamada a Paraguay. Mis meses allí fueron extraordinarios – viviendo en una cultura diferente, hablando castellano (y, a veces, Guaraní), junto a una compañera paraguaya, enseñando a todo el que estuviese interesado en nuestro mensaje, realizando actividades de servicio. Yo estaba determinada a quitarme la sensiblería norteamericana y a experimentar como una paraguaya más. Fue muy difícil estar lejos de familiares y amigos y trabajar tan duro, pero también fue maravilloso. Además de ser una experiencia espiritual, fue importante salir de mi misma, dejar de pensar en lo que yo quería y enfocarme en otras personas. Como escritora, fue un fantástico entrenamiento para imaginar nuevas culturas. Fue también intensamente educativo con respecto a la humanidad – las personas son personas dondequiera que uno vaya.”

“Durante ese tiempo, alguien con quien mantenía correspondencia era Dean Hale, mi amigo de la secundaria. El iba a la Universidad de Washington State. Cuando regresé, había retornado a Utah, y estábamos viviendo en el mismo Estado después de muchos años. Comenzamos a salir. Estaba muy entusiasmada ya que me gustaba desde que tenía 15 años (y ahora ya contaba 22). Era la única persona con la que hubiera pensado en casarme”.

Shannon obtuvo su licenciatura en Inglés por la Universidad de Utah y luego una maestría en escritura creativa por la Universidad de Montana. Con su nuevo título bajo el brazo y ya como la señora de Dean Hale, en el año 2000 comenzó a trabajar para Avaltus y Allen Communication como diseñadora de instructivos para entrenamiento en la web, mientras avanzaba con su primer novela.

shannon-hale-02

Después de varios rechazos y modificaciones, la obra logró publicarse en el 2003 como “The Goose Girl” (La muchacha de las ocas). Esa primer novela juvenil obtuvo el Josette Frank Award, un galardón otorgado anualmente desde 1943 a las ficciones que “poseen meritos literarios sobresalientes y en las cuales los niños o jóvenes enfrentan de modo realista y positivo las dificultades en su mundo y crecen moral y emocionalmente”.

Para entonces, la joven escritora se había convertido en mamá. A su primer hijo, Max, le siguieron Magnolia (2006) y las mellizas Dinah y Wren (2010). La familia se estableció en South Jordan, Utah.

Shannon Enna-Burning

En 2004 apareció su segunda novela “Enna Burning”, basada en un personaje secundario de la primera. La tercera de la serie Bayern, “River Secrets” apareció en septiembre de 2006. Para entonces Hale había recibido numerosos premios por su novela de 2005 “Princess Academy”, incluyendo el prestigioso Newbery Honor. También estuvo en la lista de best sellers del New York Times, del Book Sense y de Publishers Weekly. Una secuela de esta última novela, “Palace of Stone”, apareció en 2012 y también trepó en las listas del New York Times. En el 2008 ganó en la categoría de ficción especulativa el Whitney Award, un premio anual para escritores mormones en honor a Orson F. Whitney

shannon-hale-04

Si bien Shannon comenzó su carrera escribiendo para jóvenes, en 2007 se desplazó hacia un público adulto con Austenland, la cual se convirtió en una película estrenada en el Sundance Film Festival de 2013. Sus obras se han traducido ya a más de una docena de idiomas.

Su consejo para los jóvenes que desean escribir es:

“¡Lean! Lean los libros que les gustan, lean todo tipo de libros, usen la biblioteca del colegio o la biblioteca pública y devoren libros. Escriban algo cada día, aunque sea unas pocas palabras o una anotación en su diario. No se preocupen por ser publicados”.

 shannon-hale-03

A los padres sugiere:

“¡Amen los libros ustedes mismos! Los estudios demuestran que si sus hijos los ven leyendo por placer, es altamente probable que se conviertan en lectores por toda la vida. Otras ideas: lleven a sus hijos a bibliotecas, librerías y eventos literarios; tengan muchos libros apropiados para sus edades en la casa, lean juntos 20 minutos al día; hablen sobre libros en el almuerzo, como pueden conversar sobre una película o un programa de TV”.

Sobre el proceso creativo:

“Depende del libro. Puedo tener ideas diariamente y las anoto. Usualmente les permito germinar por alrededor de un año hasta el momento en que estoy a punto de comenzar un nuevo libro y entonces selecciono las que me han estado hablando más fuerte. El proceso de escribir una novela lleva de uno a dos años, a veces mucho más, pues uno puede dejar un proyecto de lado para dedicarse a otro. Siempre trabajo en dos libros a la vez de modo que no tengo un descanso. Si mi editor está revisando un manuscrito, yo continuo trabajando con otro para no perder tiempo. Escribo en mi dormitorio, cuando la niñera de tiempo parcial está cuidando a mis hijos.”

Con respecto al balance entre su trabajo y su familia (que incluye un par de mellizos) declara:

“Es muy, muy, muy difícil. A veces cuestiono mi propia elección de ser escritora. Pero entonces, la niñera se enferma, me pierdo un día de escribir y no me siento nada bien. Creo que me volvería loca si no tuviera la ocasión de escribir y sacar las historias de mi cabeza. Necesito hacerlo, entonces encuentro el modo. Mi familia está siempre primero, pero la limpieza, el jardín, la cocina, el ejercicio, los mandados, la vida social y el ocio están muy por detrás de la escritura. Me encanta tener otras amigas escritoras que son madres y lo logran. No es que intentemos tenerlo todo a la vez, pero estamos dando lo mejor para estar presentes con nuestros niños y al mismo tiempo involucrarnos en esta tarea creativa que parece tan esencial para nuestra individualidad básica”.

Shannon estuvo involucrada como guionista en la producción cinematográfica de su propia novela, Austenland. Allí colaboró con otras dos mujeres mormonas: Jerusha Hess (directora) y Stephenie Meyer (productora). Sobre esa experiencia relata:

 Shannon austenland-3

“Me encantó. Escribir un guión fue un nuevo tipo de desafío que disfruté mucho. Lo mejor de las películas para mí es que se trata de una actividad colaborativa. Es bastante raro en Hollywood que una película sea escrita, dirigida y producida por mujeres. Admiro muchísimo a Stephenie. Ella ha logrado mucha influencia por su éxito y aprecio que haya escogido usar esa influencia para apoyar a una directora que se inicia. Jerusha es de lo mejor. Ella y Jared han trabajado en la periferia de Hollywood, viven en Utah, y son gente fantástica y práctica. Estoy segura de que mi experiencia haciendo la película fue completamente atípica. Me sentí feliz y como si fuéramos una gran familia. Cuando filmamos en Inglaterra, íbamos todos juntos los domingos a la iglesia, a un Barrio de la localidad”.

Mencionando la forma en que el evangelio y la iglesia afectan su obra:

“Seguramente el evangelio afecta todos los aspectos de mi vida. Es difícil separarlo e identificarlo. Lo que creo es parte de lo que soy. Pero no escojo contar historias basadas en la Iglesia. Simplemente trato de vivir mi vida lo mejor que puedo y transformarme en la persona que el Salvador desea que sea. Y escribo libros que me gustaría leer…¿Debería escribir ficción realista con historias de conversión o algo parecido? Pero ese tipo de historia no me resulta atractiva como escritora. No tengo control sobre cómo serán leídas e interpretadas mis novelas por millones de personas que puedan llegar a leerlas. Debo mantenerme fiel a los personajes, los argumentos, y confiar que, cuando las libere al mundo, hagan bien. Las novelas bien contadas pueden ayudar a un lector a sentirse comprendido y acompañado. Pueden permitir que vislumbre a gente diferente a ellos y desarrollar empatía. Si logran eso, para mi es suficiente.”

 Shannon+Hale+Austenland+Premieres+Hollywood+mAL5IHVOItNl

OBRAS DE SHANNON HALE

 

Los libros de la Serie Bayern (conocida como Saga de Baviera, en España)

The Goose Girl (2003) (La Princesa que Hablaba con el Viento)

Enna Burning (2004) (El fuego de Enna)

River Secrets (2006)

Forest Born (2009)

 

La Serie de Princess Academy

Princess Academy (2005)

Princess Academy: Palace of Stone (2012)

Shannon pa1new-sm

Shannon pa2new-sm

Shannon pa3new-sm

 

La Serie de Austenland

Austenland (2007)

Midnight in Austenland (2012)

Shannon  003

Shannon mia-sm

 

Serie Rapunzel’s Revenge (en colaboración con Dean Hale e ilustrados por Nathan Hale)

Rapunzel’s Revenge (2008)

Calamity Jack (2010)

Shannon rap

 

Serie Ever After High

Ever After High: The Storybook of Legends (2013)

Ever After High: The Unfairest of Them All (2014)

Ever After High: A Wonderlandiful World (2014


Shannon eah2-sm

Shannon eah4-sm

Shannon eah3-sm

 

Otras Novelas

Book of a Thousand Days (2007)

The Actor and the Housewife (2009)

Dangerous (2014)

Spirit Animals Book 4: Fire and Ice

portada-ever-after-high-destino-real-espiritu-rebelde_grande

 

La Saga de Baviera puede encontrarse en Editorial Oniro, en su colección La lámpara mágica, otras obras de Shannon Hale en castellano han sido editadas por Alfaguara y Noguer y Caralt.

El blog de Shannon Hale puede visitarse en http://www.squeetus.com

 

EMMA LOU THAYNE ¿Dónde hallo el Solaz?

ARTE Y RELIGION

     Literatura

            Escritores Mormones

EMMA LOU THAYNE

¿Dónde Hallo el Solaz?

“En su prosa o poesía, Emma Lou tiene la habilidad de hacernos reír y al mismo tiempo llorar – pero siempre la habilidad única de ayudarnos a entender la vida un poco mejor”.

Olene S. Walker (primer mujer Gobernadora de Utah)

 63364932-01bd-4abd-a4b7-b4903b34a59b

Por Mario R. Montani

Emma Lou Warner nació el 22 de Octubre de 1924 en Salt Lake City. Su padre, Homer C. Warner fue vendedor de automóviles y su madre, Grace Richards Warner, artista. A los 11 años ya escribía excelente poesía, al punto que una maestra del cuarto nivel la acusó de haber copiado los poemas de algún otro autor. Durante los años de la Segunda Guerra Mundial estudió en la Universidad de Utah y se diplomó con una Licenciatura en Inglés, en 1945. Recuerda que, al finalizar la guerra, el campus de su Universidad pasó de tener 2.500 estudiantes a 25.000, por lo que se les ofreció trabajo a los recién graduados y allí comenzó su carrera como profesora en la “U” que se extendería por los próximos 30 años.

El 27 de Diciembre de 1949 se casó con Melvin E. Thayne, un corredor de bienes raíces y tuvieron cinco hijas: Becky, Rinda, Shelley, Diane y Megan.

Buena deportista (En 1980 llegó a ocupar el tercer lugar en el ranking nacional de dobles para mayores de 50 en tenis), entre 1966 y 1971 fue la entrenadora del equipo femenino de tenis de la “U” para las competencias interuniversitarias. Durante el mismo período continuó sus estudios, obteniendo un Master en Escritura Creativa.

En 1971, mientras Emma Lou servía en la Mesa General de las Mujeres Jóvenes, junto a Jolene Meredith, se les pidió escribir un número musical para el cierre de la Conferencia de Mujeres Jóvenes de Junio. Esa asignación culminó con la creación de “Where Can I Turn for Peace?” (¿Dónde hallo el solaz?). La autora declaró luego: “Las palabras de ese himno vinieron a mí en una época particularmente difícil para la familia. Teníamos una hija enferma, yo enfrentaba una posible cirugía de fusión espinal en mis vértebras y la interrupción de mis cursos de enseñanza en la Universidad de Utah. Mi esposo acababa de ser llamado como Obispo de un Barrio de estudiantes, y cuatro de nuestras hijas tenían menos de 17 años. ‘Ora a la noche y planea a la mañana’ había sido el lema de nuestra familia. Ahora se había transformado en ‘Ora todo el tiempo’”. Cuando en 1985 se publicó el nuevo himnario de la Iglesia, el himno fue incluido (Nº 69 en el himnario en castellano).

Para entonces había alcanzado fama mundial con su libro de poemas “How much for the Earth?”, en los que adoptaba posiciones sobre la guerra y el medio ambiente. La obra recibió el premio de poesía de la Asociación Mormona de Letras en 1985. Dicha Asociación ya la había premiado en 1982 por “For Once in Israel”.

Los poemas sobre la paz que luego se incorporaron a “How much for the Earth?” fueron originalmente publicados por Uthans United Against the Nuclear Arms Race (Residentes de Utah Unidos Contra la Proliferación de Armas Nucleares). Se tradujeron al ruso y al alemán. En uno de sus viajes a Moscú, la severa inspectora de equipajes encontró la traducción rusa de los poemas y comenzó a leerlos en voz alta. A medida que los leía se dulcificó y con una sonrisa la dejó pasar sin buscar nada más.

Si bien ha sido conocida mayormente por su poesía, Thayne ha escrito prosa en forma de novela, guiones cinematográficos y una variedad de ensayos. Ha colaborado en libros con otros escritores mormones como Lowell Bennion y Laurel Thatcher Ulrich. Esta última ha declarado: “Emma Lou es una inspiración, con la capacidad de brindar atención absoluta a otros. Mientras algunos se quejan de un tránsito congestionado desde el aeropuerto, Emma Lou se hace amiga del taxista. Ella vive sintonizada con la gente, las palabras y lo divino”.

A partir de 1977 fue la única mujer formando parte de la Junta Directiva del Deseret News. También integró el Consejo de Artes de Utah y el Utah Endowment for the Humanities. Entre los numerosos premios recibidos se encuentra el Distinguished Alumna de la Universidad de Utah, el Premio David O. McKay de Humanidades de la Universidad de Brigham Young, el Premio a las Artes de la Cámara de Comercio (por lo cual su retrato cuelga en el Salón Abravanel)

El 28 de Junio de 1986, una palanca de hierro ingresó por el parabrisas del auto en que viajaba, golpeándole en el rostro y llevándola cerca de la muerte. Luego de una extensa operación del rostro y el ojo (el golpe, a velocidad de autopista, le destruyó seis piezas dentales, sus senos frontales, la mandíbula, y provocó otras ocho fracturas) y siete meses de recuperación en los que no pudo leer, volvió lentamente a su actividad. Más tarde, en 2004, reflejaría sus experiencias cercanas a la muerte en “The Place of Knowing: A Spiritual Autobiography”

533e9a1b-47e6-4987-92a2-12152a83decb

En 1992 escribió junto a su hija mayor, Becky Markosian, Hope and Recovery (Esperanza y Recuperación) en la que describieron la enfermedad de Becky que incluyó depresión, bipolaridad, anorexia y bulimia. El libro relata la lucha de tres años y medio en busca de tratamientos y medicación apropiada. Las regalías por la venta de la obra se donaron al Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Utah. Se estableció el Emma Lou Thayne and Becky Markosian Development Fund en ese Departamento para proveer becas a los estudiantes, residentes o facultades que realizarab investigaciones en el área de desórdenes afectivos y de alimentación.

Teniendo en cuenta el ejemplo de servicio a la comunidad desarrollado por Emma, el Salt Lake Community College ha formado el Emma Lou Thayne Community Service Center, a través del cual los estudiantes pueden involucrarse en diferentes actividades de ayuda.

En el 2000 fue honrada con un Doctorado Honorario en Letras de la Universidad de Utah. De sus cinco hijas casadas, tiene 18 nietos y 8 bisnietos.

Sus posicionamientos han sido claros:

“La mayor parte de mis escritos han surgido de mis orígenes en la montaña dentro de la camaradería de una familia con intereses atléticos y estéticos. Filosófica y culturalmente unida al Mormonismo…inadvertidamente me he transformado en la vocera de la mujer mormona moderada… mi escritura trata con las dicotomías, frustraciones, placeres y armonías enredados en la cotidianeidad de esperar que ser mujer sea algo más que dogma y ritual.”

La situación de la mujer siempre ha estado presente:

“En los días de los pioneros, la estimada poetisa mormona Eliza Snow era bien aceptada en su comunidad. Aún se la denominaba “sacerdotisa”. Pero era una excepción. No tenía obligaciones familiares ni hijos, aunque gozó de ciertos favores como esposa de Joseph Smith y luego, de Brigham Young. Tenía libertad para seguir su musa. Pero la mayoría de las mujeres mormonas existen en una red, un laberinto de expectativas.

Mi cultura hace un ídolo de la mujer simplificada, ardiente y singular, dedicada al conjunto y determinada a servirlo. La idea de una madre radiante, de la cual he sido parte por casi cuarenta años, no es algo que abandonaría. Pero un llamado urgía la vida de esas poetisas. Es uno de los grandes dilemas humanos: ¿cómo puedo vivir ambas vidas y ser plena sin descuidar una u otra en algunas ocasiones? Generalmente, estando agotadas en la mañana. Afortunadamente, siempre poseo más energía que tiempo.

He tenido cinco queridas hijas. Ser parte de sus vidas ha sido, por mucho, mi más trascendente experiencia. Al mismo tiempo, me doy cuenta… Mi sangre corre con miles de intereses y gozos. He amado mi vida. Pero, como con toda ama de casa, las demandas pueden en ocasiones ser sofocantes… siempre he creído que es más importante la calidad que la cantidad, y que podría amar a mis hijas con todo mi corazón, aunque no con todo mi tiempo. Una de mis niñas, poeta, cuando tenía diez años, finalizó un poema con la frase: “Cuando ella está escribiendo/ Contéstate tus propias preguntas”. Aunque lamento eso, creo que aprendieron a reírse de tal situación, especialmente a medida que fueron madres ellas mismas con similares conflictos de interés. Nos hemos mantenido cerca entre grandes diversiones y agonizantes tragedias, en salud y enfermedad.  Nunca hubo tiempo suficiente. Y para ellas, tener una madre ocupada no siempre fue fácil. Pero cuando me necesitaron, sabían que allí estaría. Las cosas ocurren y se resuelven. Vienen y suceden, no permanecen”.

Con respecto a sus viajes a Sun Valley para poder escribir en soledad un par de veces al año, ha dicho:

“Los poemas provienen del tiempo. Nunca podría haberlos escrito desde mi conciencia normal. Poemas que expanden mi capacidad de ver, y vislumbrar, como dice Yeats, “ esa diminuta, infinita, vacilante y eterna llama que denominamos nosotros mismos”. Regresar a mi vida normal es un desafío, como lo sería mantenerme alejada demasiado tiempo.”

Me he permitido la osadía de traducir algunos textos de Emma Lou, con el pleno conocimiento de que toda traducción implica una traición y de que los poetas deberían ser únicamente traducidos por otros poetas (cosa que no soy)

ORACIONES DE ANHELO Y AGRADECIMIENTO

“A los 86, encuentro mi nutrido archivo rotatorio lleno de paréntesis. Es lo que agrego a los nombres de las tarjetas de aquellos que han muerto. Es tanto un gozo como una pena ver esos nombres mientras busco otros para llamar por teléfono. No tacho a aquellos que se han ido – continúan siendo parte de mí y de las cosas que quiero. Pero los paréntesis están avanzando. Una de las tarjetas, abarrotada de nombres, tiene por título “Club”. Al menos por 60 años he recurrido a ella para llamar a las viejas amigas de la secundaria, con las que, junto a nuestros esposos, nos reuníamos a cenar una vez al mes. Cuando contábamos entre 40 y 50 años, las mujeres cocinábamos abundantemente para 18 o 20 personas. Colocábamos la mejor vajilla, los mejores cubiertos, manteles y servilletas, extraíamos las copas de nuestros ajuares, y junto a recetas intensivamente elaboradas,  brindaban a nuestra agradable convivencia un ambiente festivo, aunque dejaban a una anfitriona agotada.

De a poco, los esposos comenzaron a fallecer, y nosotras, las amigas, iniciamos reuniones de almuerzo en vez de cenas. Hoy retorno a las tarjetas para llamar a las tres que, junto conmigo, son el remanente de aquella íntima multitud. Una proviene de un centro de atención donde se ha caído tan a menudo como para que me atemorice cuando no contesta el teléfono. Otra era la directora educativa de un programa nacional para el tratamiento de abuso de sustancias. Hoy, su falta de certeza sobre el día en que vive significa que debo llamar a una hija para que le escriba fecha y hora y prometerle que pasaré a buscarla para el almuerzo. La tercera aún conduce, haciendo 40 millas dese el sur. Las cuatro tendremos mucho para rememorar y ponernos al día por una hora en un restaurant conveniente.

A menudo me duele no escuchar la voz o sentir el toque de algunos de esos amados entre paréntesis. Pero, hace varios años ya, tuve una espeluznante, aunque gentil, experiencia con la muerte que me enseñó a ser paciente y no asustarme, y me afectó de un modo aún más profundo que las creencias que profeso por haber crecido como Mormona. En la autopista, una palanca de hierro de 3 Kg ingresó por el parabrisas y chocó en mi sien, muy cerca del ojo. Por siete meses no pude leer, mirar hacia abajo o vivir el tipo de vida a la que estaba acostumbrada. Aprendí a prestar atención a una música interior que había estado demasiado ocupada para escuchar. Esa experiencia fue el inicio de “The Place of Knowing: A Spiritual Autobiography” (“El Lugar de Conocimiento: Una Autobiografía Espiritual”). He estado en ese lugar y retornado con la promesa de contar sobre él.

Ahora cuando extraño a aquellos que he perdido – los que están entre paréntesis – los imagino donde sé que se encuentran.  No me siento llena de pérdida sino con la continuidad y el poder del afecto y la fe.

En tanto, mi esposo por 61 años y yo nos despertamos sintiendo la suerte, primero, de tenernos el uno al otro, luego, de poder levantarnos y vestirnos y continuar con nuestras abreviadas listas de quehaceres, esperando planear una siesta en algún lugar. El punto en que nos fatigamos se hace cada día más corto. Estamos conscientemente agradecidos de no tener Alzheimer, cáncer o degeneración muscular, enfermedades contra la que muchos de nuestros seres queridos luchan, las siempre presentes amenazas de aquellos que nos acercamos a los 90.

La luna inundará nuestra cama en el rincón de la habitación de la cabaña esta noche. Nada ha cambiado mucho en las laderas de las montañas o en el bosque del cañón donde he vivido todos los veranos de mi etapa de crecimiento, intrépida junto a mis hermanos y primos, tantos de ellos ahora entre paréntesis.

Mientras las cerezas silvestres y los frutales florecidos se disuelven en un rollizo y cálido Agosto, yo también aguardo por el otoño y luego el invierno. Despertaré al sonido de los pájaros y el viento en los árboles,  a un cielo lejano pleno de clima, jamás ignorando el tiempo, el tiempo, el tiempo.

Mi esposo Mel preparará nuestro desayuno, su bebida exclusiva de cinco frutos y copos mágicos en la licuadora para mantenernos al menos por un día más alejados de cualquier tipo de paréntesis.  Mis oraciones consisten casi exclusivamente en “gracias”. Gracias por la generosidad, por relaciones para atesorar, y por la continuidad de las estaciones. Quiero estar involucrada en buenas causas y observar la belleza mientras Dios lo permita. Lo único que deseo es transitar dulcemente hacia algún tipo de paréntesis, y sólo cuando lo inevitable diga “Ahora”.

HACIENDO LA CAMA CON MI ESPOSO, AMBOS DE 86

Un día de estos alguno de nosotros se irá.

El otro, titubeando en irrelevancias,

hundiéndose en tareas de marioneta,

traicionado por la memoria

que acecha en armar una cama,

en el rocío de la ducha, el teléfono,

algún otro, la cortadora de césped del vecino,

el auto ocioso en la entrada,

el cereal desabrido con leche descremada,

El CD del coro, las fotos mezcladas

en la heladera, el aire.

El propio aire.

Thayne_web

Obras de Emma Lou Thayne 
Año Genero
The Guilty Guión Cinematografico
Clarice Short: Earthy Academic 1994 Biografía/Memorias
It’s About God 2000 Carta
Where Can I Turn For Peace? 1985 Letra de Himno
A Woman’s Place 1977 Novela
Never Past the Gate 1975 Novela
On Slim Unaccountable Bones: Poems 1974 Novela
The Place of Knowing 2004 Ensayo Personal
The Gift 1999 Ensayo Personal
Purple Scars for Mary Jane 1999 Ensayo Personal
All God’s Critters Got A Place in the Choir 1995 Colección de Ensayos
A Great Sea of Support 1992 Ensayo Personal
As for Me and My House 1989 Ensayo Personal
Just On Time Is All 1987 Ensayo Personal
Applause 1986 Ensayo Personal
The Landing 1986 Ensayo Personal
Models and Heroes 1986 Ensayo Personal
An Understanding Heart 1986 Ensayo Personal
Everything is Beautiful at the Ballet 1985 Ensayo Personal
To Be Or Not To Be – That is the Question 1985 Ensayo Personal
What Time Is It? 1985 Ensayo Personal
Time for the Inner Music 1984 Ensayo Personal
Confessions of a Once Neurotic Mormon 1983 Ensayo Personal
East and West: The Landing 1983 Ensayo Personal
Chiaroscuro 1982 Ensayo Personal
The Getting There Ensayo Personal
Let Me Count the Why’s Ensayo Personal
Millenial Light 2000 Poesía
Plenty: A Morning Poem at 75 2000 Poesía
Grandma Comes for Me 1999 Poesía
About a Dead Friend 1991 Poesía
Awaiting Siberian Silence 1991 Poesía
Baby Horse Birthday 1991 Poesía
Christmas Vigil of Mothers at the Gates of the Pershing Missile Site, Mutlangen, Germany 1991 Poesía
Come to Pass 1991 Poesía
Coming Up on Lake Powell 1991 Poesía
Currency 1991 Poesía
For My Child in Pain 1991 Poesía
Galloping Through Your Own Backyard 1991 Poesía
I am Delighted 1991 Poesía
Interlude on the Trans-Siberian Railway 1991 Poesía
In the Cemetery of Heroes: The Morning After Bucharest 1991 Poesía
Journal Impressions 1991 Poesía
Last Child Going to Bed 1991 Poesía
Legend: The Map of the World 1991 Poesía
Margaret at 94 Refuses a Retirement Center 1991 Poesía
Meditations on the Heavens 1991 Poesía
Morning is My Time 1991 Poesía
Nirvana 1991 Poesía
Nurse Log 1991 Poesía
One to Get Ready 1991 Poesía
On the Birth of My 11th Grandson as American Troops Amass 8,000 Miles Away 1991 Poesía
Planting Wildflowers in September at the Cabin 1991 Poesía
Poet 1991 Poesía
Remembering Five Daughters Grown Out of Home in Utah 1991 Poesía
Sailing at 54 with a Big Brother 1991 Poesía
Speak for Reverence for Being 1991 Poesía
Things Happen 1991 Poesía
Things Happen: Poems of Survival 1991 Poesía
Tourist 1991 Poesía
Traveling 1991 Poesía
The Tree Comes Down 1991 Poesía
War 1991 Poesía
When I Died 1991 Poesía
Woman of Another World, I am with You 1991 Poesía
You Heal 1991 Poesía
Assuagement 1989 Poesía
Considering–the End 1989 Poesía
Massada 1989 Poesía
There is in Children 1989 Poesía
To a Daughter about to Become a Missionary 1989 Poesía
Where Can I Turn for Peace? 1989 Poesía
Woman of Another World, I Am with You 1989 Poesía
Meditations on the Heavens 1987 Poesía
About Differences 1986 Poesía
Mothering 1986 Poesía
The Candy Palace 1985 Poesía
A Romantic Poem for the Night Before Turning Fifty-Six 1985 Poesía
Born Again 1984 Poesía
Chopping Wood at the Cabin 1984 Poesía
How Much for the Earth? A Suite of Poems: About Time for Considering 1983 Poesía
The Dancer and I 1981 Poesía
Old Woman Driving 1981 Poesía
Once In Israel 1980 Poesía
Love Song at the End of Summer 1979 Poesía
The Question of Old Trees 1979 Poesía
To the Bedouin Woman 1979 Poesía
Until Another Day for Butterflies 1978 Poesía
Late Waiting 1977 Poesía
Here I Love You 1975 Poesía
Mother, December 23rd 1975 Poesía
Survival 1975 Poesía
With Love, Mother 1975 Poesía
First Loss 1974 Poesía
Heretic 1974 Poesía
On Slim Unaccountable Bones 1974 Poesía
Pruning the Sage 1974 Poesía
Sunday School Picture 1974 Poesía
And He Became 1973 Poesía
Spaces in the Sage 1971 Poesía
Aftermath Poesía
Bedouin Lullaby Poesía
The Catfight and What Matters Most Poesía
For Mt. Air Poesía
For My Child in Pain Poesía
From the Uninformed Naturalist Poesía
Glen Campbell at Harrah’s Poesía
One to Get Ready Poesía
Psalm Poesía
Renunciation Poesía
To Blush Unseen Poesía
War Poesía
You Heal Poesía
The Matchup: A Christmas for the New Year 1997 Cuento Corto
The Rose Jar Cuento Corto
Introduction of Laurel Thather Ulrich: Association of Mormon Letters Visiting Scholar Lecture Discurso

Carol Lynn Pearson, poesía encarnada

ARTE Y RELIGION

     Literatura

             Escritores Mormones

Carol Lynn Pearson

Poesía Encarnada

Por Mario R. Montani

carol lynn pearson

Carol Lynn Wright nació el 27 de Septiembre de 1939 en Salt Lake City, Utah, hija de Emeline Sirrine y Lelland Rider Wright. Su madre falleció de cáncer cuando ella contaba con sólo 15 años. Ingresó a la Universidad de Brigham Young para estudiar música y teatro, y obtuvo el premio a Mejor Actriz de la Universidad por dos años consecutivos. Se graduó con una Maestría en Drama y una especialización en Inglés, materias que enseñó por un año en el Snow College. Deseando conocer el mundo realizó una gira por Europa que luego amplió a un mes y medio en Grecia, dos semanas en Rusia, tres meses y medio en Israel y una visita a Kenya, en Africa. Al retornar escribió artículos sobre Rusia e Israel que aparecieron en una publicación de la comunidad judía.

En 1966 se casó con el actor y músico Gerald Neils Pearson  (1942-1984) a quien había conocido en la puesta de The Skin of Our Teeth. Ambos eran fieles mormones, provenientes de familias SUD por varias generaciones. Se establecieron en Provo, Utah y tuvieron cuatro hijos.

Carol publicó su primer colección de poemas, Beginnings, en 1969. Cuando las principales editoras de Salt Lake se negaron a publicar su libro pues “la poesía no se vende”, el matrimonio obtuvo el dinero y lo publicaron por su cuenta bajo el nombre de Trilogy Arts. En las primeras cuatro semanas, la primera edición de dos mil copias se agotó totalmente en una sola librería de BYU.

pearson_family_600

A ese primer éxito siguió The Search en 1970, el musical The Order is Love, 1971, y el guión cinematográfico de Cipher in the Snow, 1973.

Por esos años era muy común ver sus poesías y artículos publicados en las revistas de la Iglesia e influenciando a toda una generación, en la que me incluyo. Recuerdo muy especialmente su estudio sobre el Haiku, aparecido en New Era de Agosto de 1972.

Mientras estaban comprometidos, Gerald había mencionado a su novia algunas experiencias homosexuales que había tenido en su juventud, pero que habían quedado en el pasado. Los líderes que los entrevistaron coincidieron en que el matrimonio ayudaría a cimentar la heterosexualidad de Greg. Sin embargo, con el paso de los años, la situación reapareció, lo que condujo a una separación y, finalmente, divorcio en 1978. Pero, ante el diagnóstico de SIDA, volvió a vivir con sus hijos y ex esposa, quienes lo cuidaron hasta su muerte en 1984.

En 1986 publicó el libro Goodbye, I Love You (Adios, Te Amo) una especie de autobiografía centrada en la relación con su esposo, su amor y mutuo respeto. Analizando su etapa como una familia casi ideal, que se complementaba en sus trabajos e intereses. Como Gerald se expresaba creativamente y la estimulaba a lograr lo mejor de sí misma. Como lograron mantener una profunda amistad después del divorcio. Más que sobre la homosexualidad y su incompatibilidad con el mormonismo, o el drama del SIDA, Carol se centró en la lucha para comprender ese amor que, aunque ya no expresado físicamente, podía mantener una calidad y respeto que prevaleciera.

A partir de entonces se ha transformado en una vocera no oficial para la aceptación de aquellos que sienten atracción por los de su propio sexo dentro de las familias mormonas. También ha abogado por un mayor liderismo de la mujer en la comunidad religiosa, lo que la ha acercado a la corriente feminista. Ha escrito ampliamente sobre estos temas y dado conferencias a lo largo de todo el país. Declara: “Amo a la comunidad mormona… y tengo la oportunidad única de construir puentes”

Al preguntársele como llegó a colocarse en ese cruce de caminos entre feminismo y religión respondió:

“Estaba en el secundario y mi maestro de seminario, que era un buen hombre, dio una lección en la que declaró que teníamos muchas Madres Celestiales, porque la poligamia era un principio eterno y verdadero, y que, en la medida en que nos volviésemos más rectos, la comprenderíamos mejor. Recuerdo caminar hasta casa pensando que algo estaba mal con eso y que no había modo de que mi maestro de seminario tuviese razón. Jamás se me ocurrió que yo pudiese estar equivocada. Creo que demasiado a menudo las mujeres piensan que si están en desacuerdo con algo que la Iglesia hace, ellas son el problema y siempre deben adherir a la autoridad del sacerdocio”

Carol-Lynn-Pearson_cropped

“También es importante que nunca cierro mi boca. Cambio los pronombres cuando canto himnos y hablo de la “fe de nuestras madres”. Siempre tengo los deseos de pararme en la Sociedad de Socorro y recordar que provenimos de una Madre Celestial y un Padre Celestial… También trato de recordar que Salt Lake City no es el eje del universo. Es un lugar en la gran viña del Señor, y tiene muchas respuestas maravillosas, pero no tiene todas las respuestas”.

Opina que “la poesía debe clarificar la vida, no obscurecerla”. Sus poemas han sido reimpresos en las columnas de Ann Landers, en Chicken Soup for the Soul y en libros de texto para colegios y universidades. Ha escrito obras de teatro y musicales tanto para la comunidad mormona como para audiencias extendidas, algunas de ellas comisionadas por el prestigioso Sundance Theater. Escribió y actuó en Mother Wove the Morning (1989). Ha sido autora de siete libros inspirativos en la serie Fables of Our Times. En 2002, su libro Consider the Butterfly fue finalista en la categoría Inspirativo/Espiritual de los Premios Independent Publishers.

Su obra Facing East, sobre una familia mormona enfrentando el suicidio de su hijo gay, se estrenó Off Broadway en mayo de 2007.

La familia Pearson reside desde hace años en California. La mayor de las hijas, Emily, es actriz y ha escrito Dancing with Crazy en 2011. John es un caricaturista profesional y uno de los animadores originales de la serie Los Simpsons. Aaron es músico de rock. La más joven, Katharine Sirrine, falleció de un tumor cerebral a los 23 años.

Consultada sobre el futuro del feminismo y su relación con la Iglesia, afirma:

“Veo la situación de la mujer y los derechos femeninos mejorando en todo el mundo. El Dalai Lama ha dicho que son las mujeres las que salvarán el mundo, y yo lo creo. Las mujeres deberán continuar ofreciendo su fuerte energía femenina para cambiar y mejorar las estructuras de poder tanto dentro como fuera de la Iglesia, más que meramente participar en estructuras existentes que son opresivas. Por supuesto, me entristece que la Iglesia pareciera estar en el furgón de cola en temas como el feminismo y los derechos de los gay, pero no me preocupa pues sé que, finalmente, lo resolveremos.”

El Rabino Harold Kushner ha escrito sobre ella: “Gracias, Carol Lynn Pearson, por recordarnos que la tarea de toda religión es enseñarnos quienes requieren de amor y no quienes merecen ser odiados”

 

Un detalle de sus obras principales:

  • Beginnings (1969)
  • The Search (1970)
  • The Order is Love (1971)
  • Daughters of Light (1973)
  • Cipher in the Snow (screenplay) 1973
  • The Growing Season (1976)
  • The Flight and the Nest (1977)
  • A Widening View (1983)
  • Blow Out the Wishbone (1985)
  • Goodbye, I Love You: The Story of a Wife, Her Homosexual Husband, and a Love Honored For Time And All Eternity (1987) ISBN 1-55517-984-3
  • Lasting Peace (1990)
  • Mother Wove the Morning (1992)
  • Women I Have Known and Been (1993)
  • Picture Windows: A Carol Lynn Pearson Collection (1996)
  • Morning Glory Mother (1997)
  • The Lesson: A Fable For Our Times (1998)
  • What Love Is (1999)
  • Fuzzy Red Bathrobe: Questions From the Heart For Mothers and Daughters (2000)
  • Girlfriend, You Are the Best! (2001)
  • Day-Old Child And Other Celebrations of Motherhood (2001)
  • Will You Still Be My Daughter? A Fable For Our Times (2001)
  • A Strong Man: A Fable For Our Times (2001)
  • The Gift: A Fable For Our Times (2001)
  • Consider the Butterfly: Transforming Your Life Through Meaningful Coincidence (2002)
  • A Christmas Thief (2003) ISBN 978-1-59955-184-5
  • The Modern Magi (2003)
  • The Christmas Moment (2005) ISBN 1-55517-869-3
  • Beginnings and Beyond (2005) ISBN 1-55517-870-7
  • The Model Mormon Mother’s Notebook (2005) ISBN 1-55517-858-8
  • The Runaway Mother (2006) ISBN 1-55517-927-4
  • A Stranger For Christmas (2007) ISBN 978-1-59955-088-6
  • In Love Again and Always: Love Poems by Carol Lynn Pearson (2007) ISBN 978-1-59955-042-8
  • The Dance (2007) ISBN 978-1-59955-097-8
  • Summer of Truth (2007) ISBN 978-1-59955-046-6
  • No More Goodbyes: Circling the Wagons Around Our Gay Loved Ones (2007)
  • Priceless Moments: Snapshots of Motherhood (2008) ISBN 978599551452
  • The Sweet, Still Waters of Home: Inspiration for Mothers from the twenty-third Psalm (2011) ISBN 978-1-59955-802-8

No es tan fácil conseguir obras de Carol en nuestro idioma, aunque algunos de sus poemas han aparecido en las traducciones de ciertas obras, como “Sopa de Pollo para el Alma”.

Todo poeta debería ser traducido por otro poeta. Sin serlo (aunque como se identificaba Cervantes: ‘No poeta. Sólo amante de la poesía”) me he atrevido a trasladar a nuestro idioma su:

Day Old Child

My day old child lay in my arms,

With my lips against his ear.

I whispered strongly, “How I wish–
I wish that you could hear,

“I’ve a hundred wonderful things to say,
(a tiny cough and a nod),
hurry, hurry, hurry and grow
So I can tell you about God.”

My day-old baby’s mouth was still
And my words only tickled his ear,
But a kind of light passed through his eyes,
And I saw this thought appear:

“How I wish I had a voice and words,
I’ve a hundred things to say.
Before I forget, I’d tell you of God —
I left Him yesterday.”

 

Niño de sólo un día

Mi niño de sólo un día yace en mis brazos.

Junto a su oído coloco mis labios.

Le susurro con fuerza –  “Cómo quisiera,

“Cómo quisiera que escucharme pudieras”

“Tengo cientos de maravillas por decir

(un asentir  y una pequeña tos)

Apúrate, apúrate a crecer

Para que pueda contarte sobre Dios”

La boca de mi niño está quieta

Mi palabra en su oído jugueteaba

Pero una luz iluminó  sus ojos

Y vi allí esta idea reflejada:

“Como quisiera tener palabras y una voz

Tengo cientos de cosas que contar

antes de olvidarme, te hablaría de Dios –

Ayer mismo lo acabo de dejar”.

Carol Lynn Pearson

 

RAYMOND F. JONES

ARTE Y RELIGION

     Literatura

             Escritores Mormones

RAYMOND F. JONES

Por Mario R. Montani

Raymond Fisher Jones fue un importante escritor de ciencia ficción Santo de los Ultimos Días que nació en Salt Lake City el 17 de noviembre de 1915, hijo de David F. Jones y Josephine Anderson. Estudió en la Primaria de Madison y Madison Jr. High, luego en la LDS High School y Granite High School, mientras asistía al Barrio Burton de la Iglesia. Según sus propias palabras:

“Todo comenzó ese día memorable en que me las ingenié para conseguir 25 centavos y comprar la vieja publicación de Hugo Gernsback que contenía “La Guerra de los Mundos”. Por aquel entonces tuvo el mismo efecto en mí que las transmisiones de TV tuvieron hace tres o cuatro años en todo el país. Cuando otros niños vecinos me pedían prestadas algunas de esas revistas, sus madres les ordenaban que me las devolvieran inmediatamente, mientras contemplaban a mi propia madre con una extraña expresión de lástima en sus ojos. En la Preparatoria, dedicaba el tiempo de las clases de geografía a dibujar especificaciones técnicas para los artilugios aéreos, marítimos y terrestres descriptos en “Robour, el Conquistador” de Jules Verne. En algún momento decidí convertirme en un Ingeniero en radio y al mismo tiempo conseguir algún dinero fácil escribiendo temas fantásticos. Eso derivó en un caso de personalidad dividida que aúno no he logrado curar”

Cerca de su casa vivía Eunice Kimball, una joven divorciada con cuatro hijas. Ray la conoció cuando tenía 16 años pero no se interesó en ella hasta varios años más tarde. A los 17, en 1932, publicó su primer relato de Ciencia Ficción, luego partió a cumplir su Misión en Galveston, Texas. Allí fue Presidente de Distrito y desarrolló su capacidad de liderismo bajo la guía de su Presidente de Misión, L. Ray Christiansen.

Al regresar de su misión se inscribió en la Universidad de Utah donde estudió por tres años.

En 1939 aceptó un trabajo con la Western Electric Co. y se mudó a New Mexico, pero en 1940 se casó con Elaine en el Templo de Lago Salado y cambió a una nueva tarea en Baltimore, para la Bendex Radio Company, hasta que, por sus problemas de asma, debió trasladarse a un clima más cálido y se mudaron a Phoenix, Arizona, con un nuevo empleo como observador climático para el National Weather Bureau. En esta etapa comenzó a publicar sus relatos en las más importantes revistas del género y a desarrollar una carrera como escritor que abarcaría alrededor de 40 años. Publicó en Thrilling Wonder Stories, Astounding Stories (bajo la dirección de su exigente editor John W. Campbell), Analog, Fantasy y Galaxy. Su cuento corto Noise Level es considerado uno de los mejores del género. Otro cuento, “The Alien Machine”, publicado en 1949, se convirtió en una novela, “This Island Earth”, que fue llevada al cine en 1955. Esa misma novela, a la que se sumaron “The Shroud of Secrecy” y “The Greater Conflict” constituyeron la Trilogía de los Ingenieros de la Paz, protagonizadas por Carl Meacham. Otra historia más, “The Children’s Room” sirvió de base para un episodio del programa de TV Tales of Tomorrow, en 1952.

Fue en Phoenix que sus cinco hijos nacieron. Para 1953, con la muerte de sus padres, y una carrera ya establecida como escritor, volvieron a Salt Lake para ocupar la casa de su infancia.

CUENTOS CORTOS

  • Test of the Gods, Astounding Science Fiction (September, 1941)
  • The Children’s Room (1942)
  • Starting Point (1942)
  • Swimming Lesson (1943)
  • Pacer (1943)
  • Fifty Million Monkeys (1943)
  • Utility (1944) [as by David Anderson]
  • Renaissance series (1944)
  • Deadly Host (1945)
  • Correspondence Course (1945)
  • Black Market (1946)
  • Forecast (1946)
  • The Cat and the King (1946)
  • The Toymaker (1946)
  • The Seven Jewels of Chamar (1946)
  • Pete Can Fix It (1947)
  • The Martian Circe (1947)
  • The Model Shop (1947)
  • The Person from Porlock (1947)
  • The Alien Machine, featuring Cal Meacham (1949)
  • Production Test (1949)
  • The Shroud of Secrecy, featuring Cal Meacham (1949)
  • Outpost Infinity (1950)
  • The Greater Conflict, featuring Cal Meacham (1950)
  • Regulations Provide (1950)
  • Encroachment (1950)
  • Portrait of Narcissus (1950)
  • Sunday is Three Thousand Years Away (1950)
  • The Cybernetic Brains (1950)
  • Discontinuity (1950)
  • Tools of the Trade (1950)
  • A Stone and a Spear (1950)
  • Divide We Fall. . . (1950)
  • I Tell You Three Times (1951)
  • “… As Others See Us” (1951)
  • Alarm Reaction (1951)
  • The Wrong Side of Paradise (1951)
  • Seed (1951)
  • The Farthest Horizon (1952)
  • Collision (1952)
  • Doomsday’s Color-Press (1952)
  • Noise Level (1952)
  • Canterbury April (1952)
  • The Moon Is Death (1953)
  • Intermission Time (1953)
  • Trade Secret (1953)
  • The Colonists (1954)
  • The Unlearned (1954)
  • The School (1954)
  • The Gift of the Gods (1955)
  • Cubs of the Wolf (1955)
  • Human Error (1956)
  • Academy for Pioneers (1956)
  • The Deviates (1956)
  • The Non-Statistical Man (1956)
  • The Thinking Machine (1956)
  • A Matter of Culture (1956)
  • The Gardener (1957)
  • The Star Dream (1957)
  • The Strad Effect (1958)
  • The Memory of Mars (1961)
  • The Great Gray Plague (1962)
  • Stay Off the Moon! (1962)
  • Rider in the Sky (1964)
  • Rat Race (1966)
  • Subway to the Stars (1968)
  • The Laughing Lion (1973)
  • Pet (1973)
  • The Lights of Mars (1973)
  • A Bowl of Biskies Makes a Growing Boy (1973)
  • The Lions of Rome (1973)
  • Time Brother (1973)
  • Reflection of a Star (1974)
  • Flauna (1974)
  • The Touch of Your Hand (1974)
  • Death Eternal (1978)

NOVELAS

  • The Alien (1951)
  • Renaissance (1951)
  • The Toymaker (1951)
  • Son of the Stars (1952)
  • This Island Earth (1952)
  • Planet of Light (1953)
  • The Secret People (1956)
  •  The Year When Stardust Fell (1958)
  • The Cybernetic Brains (1962)
  • The Non-Statistical Man (1964)
  • Voyage to the Bottom of the Sea (1965)
  •  Syn (1969)

Raymond F. Jones en Castellano

Es muy poca la obra de Jones que ha sido vertida a nuestro idioma. He podido rescatar:

“Hijo de las Estrellas” – Colecc.Robin Hood del Espacio Nº 4, ACME, 1957

“Esta Isla, la Tierra” – Colección Nebulae CF (EDHASA), Barcelona, 1957

“El hombre no estadístico” – Vértice/Galaxia, 1968

“El jardinero” – Antología de novelas de anticipación IV, Acervo, 1972

“El regalo de los Dioses” y “Entreacto” – Antología de novelas de anticipación V, Acervo.

“Las lágrimas pueden tardar” – En colaboración con Lester del Rey, Edaf CF Nº26, 1980.

“La máquina alienígena” – en antología Vinieron de la Tierra, Ediciones Martinez Roca, Colección SuperFicción, 1984

Cualquier dato adicional sobre otras obras de Jones en castellano será bien recibido en este blog.

Uno de sus hijos escribió:

“Mi padre era un hombre muy interesante, un profundo pensador, pero tranquilo, no demasiado conversador. Poseía un intelecto incisivo pero no le resultaba sencillo compartirlo con su familia. Supongo que, parcialmente, porque, como niños, no mostrábamos mucho interés en las cosas que a él le interesaban. Recién después de su muerte comencé a leer sus libros y cuentos cortos. Los encontré fascinantes. Ahora quisiera poder sentarme y conversar con él sobre las ideas que desarrolló en sus historias… Lo que más recuerdo de él es que, aunque fuera un mortal confinado a esta tierra, en realidad, parecía vivir en una esfera totalmente diferente del resto de nosotros. Ciertamente, vivía entre las estrellas.”

El estilo fluido pero comprensible de Ray le ganó muchísimos admiradores. Incluía en sus obras datos científicos y técnicos sin perder jamás de vista los aspectos humanos. En 1967, su historia “Rate Race” fue nominada para el premio Hugo, máximo galardón de la Ciencia Ficción.

Continuó escribiendo durante toda su vida. Cuando las modas y estilos cambiaron dentro del campo, tomó un trabajo adicional como investigador de la Sociedad Genalógica y luego como escritor técnico para Sperry Utah, empleo que mantuvo hasta jubilarse. En 1970 su esposa murió y en 1973 volvió a casarse con Lillian Watts. Su último cuento publicado fue “Death Eternal” en Fantastic Stories, 1978.

A partir de ese momento dedicó su tiempo a la investigación genealógica y a su tarea de ser abuelo, hasta su muerte el 24 de Enero de 1994.

Nuevamente, en palabras de su hijo:

“Papá comprendía la Trinidad, el Plan de Salvación, nuestro propósito en la tierra y el rol fundamental que Cristo juega en nuestras vidas. Poseía un vibrante testimonio. Sabía con certeza que el Libro de Mormón era verdadero… Conocía el valor del servicio. Como su padre y abuelo antes que él, honraba y respetaba el Día de Reposo y mostraba obediencia y reverencia a la deidad desempeñando sus llamamientos en la iglesia. Su filosofía y visión de la vida podría resumirse en un discurso dado por el Apóstol Steven L. Richards, en 1938, mientras visitaba la Misión Texas:

 

“Para un Santo de los Ultimos Días no puede haber Cielo sin familias. No puedo desear ningún lugar en el más allá en el que mi familia no esté presente. Los lazos más queridos que poseo, aquellos que me brindan mayor placer y gozo, están asociados con mi hogar. Si me quitan de mi hogar, aunque me brinden el más hermoso lugar imaginable, jamás será el Cielo para mí. De modo que el concepto de Cielo para un Santo de los Ultimos Días es nada más que la proyección de nuestros hogares hacia la eternidad.”