Insospechadas consecuencias geopolíticas del viaje de Brigham Young a Fort Limhi (1857)

HISTORIA

Insospechadas consecuencias geopolíticas del viaje de Brigahm Young a Fort Limhi (1857)

 Por Mario R. Montani

Todos sabemos que, con posterioridad al Exodo, los miembros de la Iglesia, bajo la dirección de Brigham Young, iniciaron una tremenda tarea de colonización en la actual Utah y regiones cercanas, pero también en otras bastante alejadas. Tal fue el caso de Fort Limhi (Fuerte Limhi)

“Cuando un hombres es señalado para cumplir una misión, a menos que tenga una razón honorable y justa para no ir, si no lo hace, será cortado de esta iglesia”, declaró enfáticamente, y dejando pocas opciones, Heber C. Kimball, el domingo 24 de Febrero de 1855 en el viejo Tabernáculo. Con ese prefacio, comenzó a leer los nombres de quienes la Primera Presidencia llamaba a cumplir misiones.

lemhi_land_big

El 18 de Mayo de 1855 veintisiete hombres dejaron el valle de Lago Salado con la instrucción de dirigirse a lo que sería conocido como la Misión de Salmon River. El grupo estaba bajo el liderazgo de Thomas S. Smith mientras que George Washington Hill actuaba como intérprete del lenguaje de los Shoshone que habitaban la región. La zona a la que se dirigían pertenecía por aquel entonces al Territorio de Oregon, aunque hoy se halla próxima a Tendoy, Idaho, y se encontraba a más de 600 Km de la cabecera de la Iglesia.

El paso Lemhi

El paso Lemhi

El 27 de Mayo llegaron al lugar y establecieron una residencia permanente para la nueva Misión el 15 de Junio. Debido a que el viaje les había llevado exactamente 22 días, la misma duración que la expedición organizada por el Rey Limhi en el Libro de Mormón, los misioneros decidieron denominarlo Fort Limhi, aunque luego de ser abandonado por los mormones, el sitio pasó a ser conocido como Lemhi, aún hasta hoy.

La comunidad, en su máximo esplendor, llegó a tener unos 200 habitantes. Introdujeron la cría de ganado y el cultivo por irrigación en la región y construyeron diques que todavía se utilizan.

El sitio donde estuvo enclavado Fort Limhi

El sitio donde estuvo enclavado Fort Limhi

Los historiadores han estado siempre intrigados por un viaje de cinco semanas realizado por el Presidente Brigham Young a la colonia, al comienzo de la primavera de 1857. Era su primera ausencia del Territorio de Utah desde 1848 y la última antes de su muerte, en 1877. Brigham había estado virtualmente postrado desde la muerte de su Consejero, Jedediah M. Grant, en Diciembre de 1856.

Más extraño aún es que el Gobernador Young decidiera ausentarse en medio de la denominada Reforma Mormona (un movimiento ortodoxo promovido por la Presidencia y algunos Apóstoles que requirió masivos arrepentimientos y re bautismos como preparación para la inmediata venida del Salvador, un aumento en los matrimonios plurales y la preparación militar para resistir cambios desde el exterior) y la creciente tensión política con el gobierno central de los EEUU.

Si bien desde Enero de 1857 Young hablaba con sus allegados sobre el viaje, recién el 24 de Abril partió desde Salt Lake City hacia Oregón. A los familiares explicó que se trataba de un recorrido para mejorar su salud, lo que parece un poco dudoso ya que dirigirse hacia el norte, a una región inexplorada, inhóspita y con muy bajas temperaturas, no era lo que un médico hubiese recomendado.

Otras dudas las plantean el tamaño y la conformación de esa expedición. La comitiva incluyó 142 personas que viajaron en 28 carruajes más 26 carretas. Estaban allí la Primera Presidencia de la Iglesia completa y todos los Apóstoles residentes en Utah en ese momento, menos uno, seis generales de la Legión de Nauvoo, así como otros oficiales, los jefes de las tribus Pahvant Ute y Wasatch del Norte y varios líderes de la Iglesia de diversas colonias mormonas. También veintidós damas (incluidas algunas esposas de Young) y cinco niños. En otro de los grupos viajaban dos topógrafos que realizaron un cuidadoso mapeo de la región para ser utilizado por futuros emigrantes.

Brigham jamás notificó a su jefe inmediato, el Secretario de Estado en Washington, Lewis Cass, de sus movimientos. Tampoco al Gobernador George Curry, del Territorio de Oregon, ya que atravesaría su área, ni al Superintendente de Asuntos Indígenas.

Por esa época no existía el cargo de Vice Gobernador. La línea de autoridad gubernamental seguía con el Secretario Territorial, pero el puesto había quedado vacante luego de la muerte de Almon W. Babitt a manos de comanches, en 1856. De modo que Young nombró interinamente, durante su ausencia, a William H. Hooper, un comerciante de su confianza, sin la menor autorización ni conocimiento del gobierno federal.

Monumento conmemorativo

Monumento conmemorativo

descarga

¿Por qué realizó Brigham Young un viaje de más de 1.300 Kms, con poca salud, en una época no ideal para esas regiones y con semejante acompañamiento oficial y eclesiástico?

El premiado investigador David L. Bigler, un especialista en la historia de Fort Limhi, cree que no tuvo nada que ver con una vacación relajante, sino que Brigham Young estaba analizando posibles vías de escape para una migración masiva de mormones fuera de Utah en caso de que se agudizaran las hostilidades con el gobierno central. Las opciones eran ciertos valles de Montana o quizás llegar hasta la costa del Pacífico.

Muchos indios se acercaron al Fuerte a conocer al Gran Jefe de los Mormones. El Presidente Young quedó admirado por el orden y la limpieza del lugar, pero extrañado de que hubiesen viajado tan al norte. Pensaba que la región de Fort Hall (actual Blackfoot, Idaho) hubiese sido mejor opción. Todo el campamento fue convocado a una reunión en la que, después del tradicional himno y oración, los integrantes de la Primera Presidencia dirigieron la palabra. Heber C. Kimball predicó a los misioneros sobre la necesidad de convertirse en uno con los indígenas de la zona mediante el matrimonio con sus mujeres. “Vayan ahora y tomen a sus hijas como esposas”, les ordenó. Nueve de los colonos partieron para hacer sus propuestas a jóvenes indias, pero fueron rechazados. Con el paso del tiempo, tres lograron casarse con mujeres Shoshone (Thomas Day, Richard B. Margetts y Ezra J. Bernard son aquellos de los que hay registro)

“En cuanto a casarse con mujeres indias sólo puedo decir que si ése es el único modo de atraerlos hacia lo que el Señor quiere de ellos, me temo que el asunto se prolongará en el tiempo, por el hecho de que los nativos no están interesados en el tema y muy pocos muchachos mormones en el lugar quieren desarrollar esa parte de su religión”, escribiría Charles F. Middleton, uno de los colonos, en su diario personal.

lemhi_map

El historiador John D. Nash ha demostrado de manera concluyente que, durante la visita, Brigham Young cambió el propósito de la Misión Limhi de convertir a los indios para transformarla en una colonia permanente para los Santos de los Ultimos Días, prometiendo el envío de más colonos y materiales. También estableció un segundo sitio para otro fuerte. (Daughters of Utah Pioneers, The Salmon River Mission, pag. 142).

Lo cierto es que para cuando Brigham Young regresó a Salt Lake City, el 26 de Mayo de 1857, los destinos de Utah estaban ya definidos.

Implicaciones del viaje en la política nacional…

Durante su ausencia, el Presidente de los EEUU, James Buchanan, había decidido removerlo de su asiento gubernamental, y dos días después del retorno, ya se había creado la Expedición a Utah del Ejército Norteamericano para acompañar al nuevo Gobernador e instaurar el orden en el alejado Territorio, dando comienzo a la denominada Guerra de Utah.

Algunos historiadores opinan que el cargo político del Presidente Young nunca fue muy formal y, que, por lo tanto, no estaba obligado a cumplir con tantos requisitos, pero lo cierto es que, algún tiempo después, el Congreso aprobó leyes que exigían autorización especial para que los Gobernadores territoriales pudieran moverse de sus jurisdicciones.

Dos años más tarde, en Junio de 1859, Brigham Young solicitó al Dr. John M. Bernhisel, delegado territorial en el Congreso, que le escribiera un memorándum detallando las conversaciones que había mantenido con el Presidente Buchanan en  años recientes. En una de esas reuniones en la Casa Blanca, Buchanan continuaba presionando a Bernhisel para que le explicara los lugares y los motivos que Young había tenido para realizar el misterioso viaje.

De modo que, sí, el viaje a Fort Limhi fue un motivo importante para la toma de decisiones a nivel nacional…

Fotografía de los restos de Fort Lehmi, alrededor de 1900. Es decir 40 años después de ser abandonado.

Fotografía de los restos de Fort Lehmi, alrededor de 1900. Es decir 40 años después de ser abandonado.

La inminente guerra de Utah también fue el origen indirecto de la desaparición de la colonia en Oregon.

En su avance, el ejército se estacionó en Camp Scott, cerca de las ruinas del Fuerte Bridger, que los mormones habían quemado para que no cayese en manos de las fuerzas enemigas. Allí, el General Albert Sidney Johnston envió a Benjamin Ficklin a comprar ganado para abastecer a sus tropas (Ficklin era el representante de Russell, Majors & Wadell, la firma privada que abastecía al Ejército). La idea era comprarlo a los montañeses de Montana, para lo cual llevaron varias mulas cargadas de whisky y otros bienes de cambio.

Uno de los montañeses, de nombre John Powell, cuya esposa era Shoshone, parece haber influenciado a los indios para robar el ganado de la colonia mormona. Es posible que al propio Ejército le interesase destruir la colonia y evitar esa posible vía de escape para los santos de Utah.

El mismo día que Thomas L. Kane llegaba a Salt Lake City con una propuesta de paz, una banda de 200 Bannoks y Shoshones del Norte atacaron Fort Limhi, matando a tres de los misioneros e hiriendo a otros cinco y llevándose varios centenares de cabezas de ganado y caballos.

Además del motivo antes expuesto de suministrar alimento al ejército, es posible que los propios colonos, por su falta de conocimiento de las rivalidades tribales, hubiesen cometido varios errores. Por una parte, mientras el propósito de la colonia era la predicación, los indios no tuvieron objeción, pero, cuando fue obvio que habría una radicación permanente y creciente en su zona de caza y pesca, las cosas cambiaron.

Por otro lado, en su intento de llevarse bien con todas las etnias, los misioneros habían permitido a los “nez-percé” (llamados originalmente así por los franceses de la región debido a su nariz perforada) realizar un baile guerrero dentro de la fortaleza, lo que fue tomado como signo de agresión por los Bannocks y otros grupos Shoshone.

La acción dio por tierra también con la posibilidad de que los indios fuesen un aliado estratégico para echar a las fuerzas federales del territorio. La conformación de ese “hacha de guerra del Señor” (como algunos llegaron a denominarla) había sido una motivación secundaria en la conversión de los pueblos indígenas.

El nombre Limhi (aunque con la grafía Lemhi) quedó en la región aplicado a un río, a un paso en las montañas, a un grupo específico de Shoshones y, con el transcurrir del tiempo, a un Condado.

… y en política internacional.

Los EEUU de la segunda mitad del siglo XIX eran un país convulsionado. Acababa de ganar una guerra con México que le permitía aumentar su superficie y sus nuevos límites parecían amenazar las posesiones de potencias europeas que aún quedaban en América, particularmente Rusia y Gran Bretaña. Los espías extranjeros (como en la serie televisiva de Jim West) permanentemente enviaban información a sus centrales sobre las posibilidades de comerciar, vender armamentos o crear divisiones internas.

El rumor de un posible éxodo mormón hacia el norte se extendió desde California a toda la costa noroeste del Pacífico. Ante el temor de que las posesiones rusas (Alaska) fueran invadidas por el grupo, el Zar Alejandro II autorizó las negociaciones con el gobierno estadounidense para venderle sus colonias.

Zar Alejandro II

Zar Alejandro II

Otros elementos a tener en cuenta por los rusos, según los historiadores, eran el modo en que la Unión se había quedado con buena parte de México y la cercanía de los británicos, con los que ya se habían enfrentado en la guerra de Crimea. Antes que perder sus posesiones sin ningún tipo de retribución, era mejor negociar.

Pareciera que el viaje a Fort Limhi no fuese, por sí sólo, el motivo de la venta de Alaska. No obstante, el 5 de Marzo de 1858, Brigham Young escribió dos notas, una al delegado territorial en el Congreso, la otra al Presidente de la Misión en Inglaterra. En ambas colocó la siguiente frase: “Continuamos teniendo nuestros ojos puestos en las posesiones rusas”.

Reina Victoria de Inglaterra

Reina Victoria de Inglaterra

Las preocupaciones británicas sobre la defensa de la Isla de Vancouver, un destino posible mencionado por los mormones, hicieron que la Reina Victoria quitara la administración de esa zona a la Hudson’s Bay Company y creara la colonia de la corona de British Columbia (Columbia Británica) en Junio de 1858. Cuánto conocía la Reina sobre los mormones y sus intenciones no es muy claro. Si nos guiáramos por algunas divertidas anotaciones en su diario personal de veinte años atrás… no era demasiada…

Jueves 1 Noviembre de 1838

“…Hablamos sobre la visita de Murray a Oxford, de su temor acerca de una nueva secta, que ha surgido en América, llamados Mormonitas, sobre los cuales envió a Lord M un panfleto; son seguidores de un Idiota, según dijo Lord M; Mormon significa Idiota en griego, declaró; y ya existen unos 7000 adeptos de este Idiota, y, Murray dijo a Lord M, han llegado a Liverpool, con la intención de predicar su doctrina en Lancashire. Este Idiota, continuó Lord M, tuvo una Revelación, según se dice de un Angel, quien deseaba que levantara una inmensa piedra; el Idiota replicó que no podía, porque requeriría la fuerza de varios hombre para hacerlo; el Angel contestó que no tenía fe, luego de lo cual el Idiota intentó, y la Piedra se levantó con gran facilidad, y debajo de ella encontraron el libro de su religión. “Todas estas sectas tienden a obtener dinero de la gente”, dijo Lord M, “el primer Artículo de su religión es la Comunidad de Bienes, y el segundo es que no hay matrimonio, de modo que puedan tener todas las mujeres que les plazca; estas nuevas sectas siempre tienden a estas dos cosas”. Es como los San Simonianos, continuó Lord M, Hume hizo una interesante observación en su Historia, en los comienzos de aquellos tiempos turbulentos del reinado de Carlos I, cuando era motivo de fanatismos y la gente hablaba sobre la venida del Milenio. Hume decía que no era sólo gente simple y tonta la que seguía estas absurdas doctrinas, sino las de buen sentido y pensamientos profundos, lo cual es verdad.”

(En las referencias, Lord M pareciera ser Lord Melbourne y el viajero que trae las noticias, Charles Augustus Murray, un inglés que había pasado varios años viajando por Norteamérica. La palabra griega MOROS significa tonto, estúpido. Es posible que Lord M haya mezclado los nombres de MORMON y MORONI, que seguramente aparecían en el folleto, y sacado sus propias conclusiones erróneas).

Independientemente de todos estos movimientos internacionales que pueden no haber sido la consecuencia directa del viaje de Brigham Young (pero sí lo tuvieron en cuenta), y, en las mismas fechas, Salt Lake City recibía la visita de dos delegados sudamericanos que propusieron al Presidente Young el traslado de los santos a las costas de Nicaragua. Mientas tanto, Walter Murray Gibson, intentaba convencer al Presidente Buchanan sobre un refugio en cierta isla de las Indias Orientales Holandesas para los mormones…

Aún tenemos mucho que aprender sobre esa convulsionada época.

Bibliografia

William G. Hartley, Dangerous Outpost: Thomas Corless and the Fort Limhi/Salmon River Mission. William G. Hartley es Profesor Asociado de Historia e Investigador Histórico del Instituto Joseph Fielding Smith en BYU.

David L. Bigler, Fort Limhi: The Mormon Adventure in Oregon Territory, 1855-1858. Volume 6 of Kingdom in the West: The Mormons and the American Frontier. Ver Journal of Mormon History Vol. 33 Nº 1 (primavera de 2007) pags. 262-265

William P. MacKinnon, Road Trip: The Strange Travels of Mark Sanford and Brigham Young, Dialogue 43 Nº 3, pags. 1-6.

También los interesantes comentarios surgidos de la publicación del último de los artículos en el blog histórico Keepapitchinin (http://www.keepapitchinin.org/2009/06/25/long-gone-the-mystery-of-gubernatorial-absences-in-south-carolina-and-utah/)

Esta entrada fue publicada en Historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s