Crisis de Sucesión (1844)

Historia

CRISIS DE SUCESION

(1844)

 

Por Mario R. Montani

 

Para comprender mejor los acontecimientos que provocaron la crisis sucesoria a la que nos dedicaremos, sería conveniente repasar algunos hechos básicos que tienen que ver con la organización legal y eclesiástica de la Iglesia desde sus comienzos.

La Iglesia de Cristo (tal su nombre original) fue organizada en 1830. Para entonces ya Joseph Smith, Jr, ostentaba el título de Profeta, Vidente y Revelador, el cual era aceptado de modo unánime por los miembros fundadores de la nueva religión. En los inicios, la más alta posición de autoridad era la de un “elder”. Joseph Smith era denominado Primer Elder y su allegado, Oliver Cowdery, Segundo Elder. En marzo de 1832 se creó un quórum de tres presidentes que se conoció como la Primera Presdiencia. Joseph pasó a presidir en esa Primera Presidencia, lo que luego se asociaría con que era el Presidente de la Iglesia. Sidney Rigdon y Jesse Gause fueron sus Consejeros. Pero, a medida que la institución se hacía más grande y compleja, se corporizaba y adquirían propiedades, se vio la necesidad de una organización legal y administrativa, por lo que Joseph pasó a ser, simultáneamente, su Administrador o Fideicomisario.

El 18 de Diciembre de 1833 se creó el oficio de “Patriarca sobre la Iglesia”, y ese rol fue asignado a Joseph Smith, padre. El Patriarca Presidente presidía normalmente las reuniones y en las Conferencias era sostenido a la cabeza del resto de los oficiales de la Iglesia.

En Febrero de 1834, Joseph creó el Sumo Consejo de Kirtland, Ohio, formado por 12 hombres liderados por la Primera Presidencia. El Sumo Consejo tenía roles judiciales y legislativos tales como juicios de excomunión y aprobación de gastos.

En Julio del mismo año se organizó el Sumo Consejo de Sión o Sumo Consejo Presidente, en Far West, Jackson County, Missouri. Este Consejo presidía sobre el de Kirtland y cualquier otra Estaca que se crease en el futuro. Funcionaba como un tribunal de apelaciones de los otros Consejos y también aprobaba los nombres de los integrantes de dichos Consejos.

En Febrero de 1835 fue llamado el Quorum de los Doce Apóstoles, testigos especiales del nombre de Cristo en todo el mundo, como un Sumo Consejo Presidente Itinerante. Sus integrantes fueron ordenados Apóstoles por los Tres Testigos del Libro de Mormón (no por los integrantes de la Primera Presidencia) y asignados a supervisar la obra misional de la Iglesia en las regiones donde no hubiese Estacas de Sión. Es decir que tanto el Sumo Consejo de Sión (Jackson County) como el Quorum de los Doce estaban llamados a presidir en la Iglesia pero el primero dentro de las Estacas y el segundo fuera de ellas. Al menos hasta 1838, el Quorum de los Doce parecía subordinado al Sumo Consejo de Sión, ya que cuando se produjeron vacantes en el Quorum fue el Sumo Consejo de Far West quien propuso y llenó dichas vacantes.

Cuando los santos fueron echados de Missouri se disolvió el Sumo Consejo de Sión y se creó un nuevo Sumo Consejo Presidente en Nauvoo, Illinois, flamante asentamiento de la cabecera de la Iglesia. William Marks fue llamado a presidir sobre él.

Cuando se produjo la muerte de Joseph Smith, muchos de estos Consejos y Quórumes tenían responsabilidades que se superponían y no estaban bien delimitadas. Algunos de ellos estaban evolucionando hacia algo diferente de lo que eran en sus comienzos. Los miembros de la Iglesia no tenían para nada en claro cuál era el orden de sucesión, pues el propio Profeta había dado muy diferentes indicios sobre el tema a través de los años. En los últimos tiempos se apoyaba mucho en el Concilio de los Cincuenta (un organismo colegiado que lo asesoraba en temas políticos y del cual los Doce formaban parte) y en el Quorum de los Ungidos (un grupo que incluía también mujeres y lo asesoraba teológicamente)

Tampoco estaba claro si los títulos que acaparaba Joseph (Profeta, Presidente, Integrante de la Primera Presidencia, Primer Elder, Administrador) debían ser concedidos a un solo individuo o separar esas responsabilidades entre varios.

¿Quién debía suceder al Profeta asesinado? No estaba para nada claro.

Veamos las posibilidades…

Sidney Rigdon

Sidney Rigdon

Sidney Rigdon

Con la muerte de Joseph y Hyrum Smith, Sidney era el único superviviente de la Primera Presidencia, a la cual todos reconocían como el más alto cuerpo ejecutivo de la Iglesia. En abril de 1834, Joseph y Oliver habían “impuesto las manos sobre el hermano Sidney Rigdon y confirmado sobre él las bendiciones de sabiduría y conocimiento para presidir sobre la Iglesia en ausencia del hermano Joseph” (Diario de Joseph Smith, entrada del 19 de Abril de 1834, Archivos de la Iglesia. También en Jessee, Papers of Joseph Smith, Volumen 2, pags. 31-32)

En 1844 Joseph Smith había iniciado su campaña como candidato a la Presidencia de los Estados Unidos. Sidney Rigdon había sido nominado como su acompañante a la Vicepresidencia en la fórmula. Pero la Constitución prohibía que, en las candidaturas, Presidente y Vicepresidente fuesen del mismo Estado, por lo que Sydney se había mudado a Pennsylvania, para establecer allí su residencia legal. Por tanto no se encontraba con los santos a la muerte del Profeta. Sin embargo, se apresuró a regresar y a reclamar su posición aduciendo que el Señor, en una revelación, lo había designado “guardián de la Iglesia”.

Oliver Cowdery

Oliver Cowdery en 1840

Oliver Cowdery en 1840

Oliver había sido el Segundo Elder de la Iglesia después de Joseph y poseía las llaves de la nueva dispensación en conjunto con él. Había estado en todos los eventos fundamentales de la restauración. Al igual que Sydney, había sido apartado como Presidente Asistente de la Iglesia “para ayudar presidiendo sobre toda la Iglesia y para oficiar en ausencia del Presidente” (Manuscript History of the Church, Libro A-1, pag. 11, Archivos de la Iglesia). Pero Oliver había sido excomulgado el 12 de abril de 1838.

David Whitmer

David Whitmer

David Whitmer

Además de ser otro de los testigos del Libro de Mormón, David había sido ordenado Presidente del Sumo Consejo de Sión en Jackson County, y, en 1834, Joseph lo había  bendecido “para ser un líder o un profeta para esta Iglesia”, ordenación que sería condicional hasta que el propio Joseph fuese llamado por Dios (Cannon & Cook, Far West Record, pag. 151). Después de la formación del Sumo Consejo en Jackson, el Profeta declaró que si él fuese llevado, ya habría cumplido la gran tarea que el Señor le había impuesto y aquello que el Señor había deseado, y que había cumplido con su obligación de organizar el Sumo Consejo, a través del cual la voluntad del Señor se daría a conocer” (Cannon & Cook, Far West Record, pags. 71-72). Sin embargo, Whitmer se había apartado de la Iglesia para Junio de 1838.

Hyrum Smith

Hyrum Smith

Hyrum Smith

Hyrum no sólo había sido ordenado Patriarca Presidente de la Iglesia después de la muerte de su padre sino que era el Presidente Asistente de la Iglesia como sucesor de Oliver Cowdery. Brigham Young diría en medio de la crisis:

“¿Ordenó Joseph Smith a algún hombre para tomar su lugar? Sí. ¿Quién era? Era Hyrum, pero Hyrum cayó como un mártir incluso antes que Joseph. Si Hyrum hubiese vivido, él hubiese actuado en lugar de Joseph”. (Times and Seasons, 5:683, 15 de Octubre 1844)

Samuel H. Smith

Samuel H. Smith

Samuel H. Smith

Siguiendo el principio de sucesión lineal, el cual aún muchos Apóstoles parecían considerar, el próximo candidato era Samuel, hermano menor del Profeta. Pero Samuel falleció un mes después de los sucesos de Carthage. Si bien la causa de la muerte de Samuel parece haber sido una falla cardíaca por agotamiento, después de haber sido perseguido por una turba, hay otras teorías bastante desagradables sobre su desaparición. Para comprenderlas, sería bueno recordar el contexto. William Clayton, secretario personal del Profeta (y luego autor del conocido “Oh Está Todo Bien”) había registrado a Joseph declarando que si él y Hyrum fuesen quitados, Samuel H. Smith sería su sucesor” (Diario de William Clayton, 12 de Julio 1844, original en los Archivos de la Primera Presidencia).

Samuel Smith estaba abiertamente en contra de la práctica de los matrimonios plurales y eso podía representar un problema para algunos si llegaba a transformarse en el nuevo Profeta. Muchos miembros ya estaban dando su apoyo a Samuel, al punto que un diario de Springfield, Illinois, anunció su elección. Pero Willard Richards, Apóstol y primo de Brigham Young insistió en que no se tomara ninguna decisión hasta que Brigham retornase.

El Dr. Michael Quinn en su “The Mormon Hierarchy: Origins of Power” lo explica del siguiente modo:

“Entonces Samuel Smith de pronto enfermó violentamente y murió el 30 de Julio de 1844.  Esto agregó la sospecha de asesinato al creciente drama. John M. Bernhisel, médico y miembro del Concilio de los Cincuenta, le dijo a William Smith (ahora único hermano Smith sobreviviente) que los anti-mormones de algún modo habían logrado envenenar a su hermano. William supo a través de la viuda de Samuel que Hosea Stout, un Danita de Missouri y oficial de la policía de Nauvoo, había estado cuidando a su hermano. Stout le había estado dando diariamente una medicina en “polvo blanco” hasta su muerte. Samuel se enfermó a los pocos días de la discusión sobre la sucesión y para el 24 de Julio estaba “muy enfermo”.

William Clayton

William Clayton

William Smith llegó eventualmente a la conclusión de que Willard Richards había pedido a Stout que matara a su hermano. El motivo era prevenir que Samuel se transformase en Presidente de la Iglesia antes de que Brigham Young y el Quorum de los Doce completo arribara a Nauvoo. Las sospechas de William sobre Stout son creíbles pues, tres años más tarde, Brigham Young permitió a William Clayton incorporarse a una compañía de pioneros a Utah sólo porque Stout había amenazado con matar a Clayton tan pronto se fuesen los apóstoles.

Hosea Stout

Hosea Stout

Clayton consideraba a Hosea Stout capaz de un homicidio y no dejó asentado ningún intento de Young por negar su afirmación con respecto al Danita.

Se podrían descartar los cargos de William Smith como un argumento útil para sus propios  reclamos en la sucesión, sin embargo, la hija de Samuel también creía que su padre había sido asesinado. “Mi padre fue indudablemente envenenado”, escribió, “El tío Arthur Millikin fue envenenado durante ese tiempo – los mismos doctores trataban a mi padre y al tío Arthur en la misma época. El tío Arthur discontinuó la medicina – sin dejarles saber que lo estaba haciendo. La tía Lucy la arrojó al fuego. Papá continuó tomándola hasta la última dosis, que escupió y dijo que estaba siendo envenenado. Pero era demasiado tarde, murió”.

El sepulturero de Nauvoo registró que Samuel Smith murió de “fiebre biliosa”, una causa que ese verano había arrebatado a dos niños pero a ningún adulto.

Esta alarmante acusación no debería ignorarse aunque no hay modo de verificarla”.

(Dr. Michael Quinn, The Mormon Hierarchy: Origins of Power, pags.152-153)

William Smith

William Smith

El propio Brigham Young se refirió al doloroso tema algunos años más tarde:

“Y William Smith ha asegurado que yo fui el causante de la muerte de su hermano Samuel, cuando el hermano Woodruff, que está hoy aquí, sabe que ambos estábamos en Boston esperando viajar al este en el momento en que Joseph y Hyrum fueron asesinados. El hermano Taylor por poco no murió en esa ocasión y los bigotes del Dr. Richards fueron casi eliminados por el fuego de las armas. Unas semanas después, Samuel Smith murió, y soy culpado como la causa de su muerte” (Brigham Young, Julio de 1857, Journal of Discourses, Vol. 5, pag. 77)

William inicialmente sólo reclamaba el derecho de suceder a sus hermanos como Patriarca Presidente. Años más tarde, después de involucrarse con algunos grupos separatistas, recién se propuso como alguien con derecho a la Presidencia de la Iglesia.

Los Hijos de Joseph Smith

El Profeta había dado algunos indicios de que sus hijos podrían sucederle. Varios líderes de la Iglesia declararon que tanto el 27 de Agosto de 1834 como el 22 de Abril de 1839, Joseph Smith indicó que su hijo mayor, Joseph Smith III, sería su sucesor (Roger Launius, Joseph Smith III: Pragmatic Prophet). Otros registros apuntaban que en Abril de 1844 anunció que un futuro hijo suyo que se llamaría David llegaría a ser “presidente y rey de Israel”. La esperanza de que los hijos de Joseph se pusieran a la cabeza de la Iglesia estuvo rondando entre los grupos separatistas y puede haber sido uno de los motivos por los que la Primera Presidencia no se organizara de forma inmediata. Heber C. Kimball, hablando el 29 de Junio de 1856:

“Por el presente, los hijos del Profeta Joseph se encuentran en un estado de aparente adormecimiento, todo parece muy calmo con ellos, pero con el paso del tiempo Dios los despertará, y bramarán como los truenos en el monte Sinaí”. (JD Vol. 4 pag. 6)

Joseph Smith III

Joseph Smith III

David Hyrum Smith, el hijo menor del Profeta, nació en noviembre de 1844, cinco meses después que su padre había sido asesinado. Con sus nombres se honró la profecía de Joseph y a su tío, también muerto en Carthage.

William Marks

William Marks

William Marks

El hermano Marks, Presidente de la Estaca de Nauvoo, era simultáneamente el Presidente del Sumo Consejo de Nauvoo, otro de los organismos señalados como receptáculos del poder en la Iglesia. Emma Smith, la viuda de Joseph, pidió a Marks que asumiera la conducción tanto en calidad de Presidente como de Administrador, pero William optó por apoyar la posición de Sidney Rigdon.

James J. Strang

James Strang

James Strang

Aunque un recién converso, el hermano Strang ya era un élder y había sido comisionado por el Profeta para establecer una Estaca en Wisconsin, con la idea de que fuese un lugar de refugio si eran echados de Nauvoo. Strang poseía una carta, conocida históricamente como Carta de Nombramiento. Tal documento, supuestamente escrito por Joseph Smith el mismo mes de su muerte, señalaba a Strang como su sucesor en la presidencia de la Iglesia. El candidato aseguraba, además, que en el momento de la muerte del Profeta, había sido visitado por ángeles que lo ordenaron para tal función.

Brigham Young había escrito en el Times and Seasons que la Iglesia ya no tendría un Profeta sino Apóstoles a partir de ese momento. Muchos miembros no estaban cómodos con esa situación, por lo que la propuesta de Strang les resultaba atractiva. Entre los que creían a Strang se encontraban Martin Harris, William Marks, el Apóstol John E. Page y los miembros excomulgados William McLellin y John C. Bennett. También la madre del Profeta y varias de sus hermanas parecieron favorecer en un momento la posición de Strang.

El Concilio de los Cincuenta – Alpheus Cutler

Alpheus Cutler

Alpheus Cutler

Otro posible reemplazante del Profeta era el Concilio de los Cincuenta, un grupo de hombres de confianza, incluyendo algunos no miembros, que ayudaban en el establecimiento de un gobierno teocrático. Benjamin F. Johnson, un integrante de los Cincuenta pero no de los Doce escribió que Joseph Smith había delegado sus responsabilidades en el grupo mayor (Autobiografía de Benjamin F. Johnson, pag. 96). Wilford Woodruf también registró en Manuscript History, Tomo 1, pag. 171, que el Profeta “dijo que el Señor había aceptado sus tareas y sacrificios, y ya no le requería más que soportara las responsabilidades y cargas del reino, y volviéndose a quienes le rodeaban, incluyendo a los 12, dijo: ‘Y en el nombre del Señor Jesucristo coloco ahora sobre ustedes, mis hermanos del Concilio (50) y limpio mis vestiduras de toda responsabilidad de aquí en adelante’”. Entre los integrantes de tal Concilio se encontraba Alpheus Cutler. Cutler estuvo entre los responsables de la edificación del Templo en Nauvoo y fue integrante del Sumo Consejo Presidente además del Concilio de los Cincuenta, y de ambos organismos derivaba su autoridad. Había sido enviado a una misión evangelizadora especial entre los Lamanitas. Nos ocuparemos de él y de los “cutleritas” cuando analicemos los eventos posteriores.

El Quorum de los Doce – Brigham Young

Brigham Young

Brigham Young

Los Doce habían sido originalmente ordenados como ministros viajeros y su liderismo era ejercido en regiones del mundo donde no hubiese congregaciones organizadas. El Quorum poseía la misma autoridad que la Primera Presidencia, el Sumo Consejo Presidente y el Quorum de los Setenta (DyC 107:24). Sin embargo, en la instrumentación de esas responsabilidades, tal como se registraron en las Minutas del Sumo Consejo del 2 de Mayo de 1835 (Patriarchal Blessing Book, pag. 2, Archivos de la Iglesia): “los doce apóstoles no tienen derecho de ir a Sión o cualquiera de sus estacas en las que existe un sumo consejo regular, y decidir en cualquier asunto perteneciente a ellas”. Sin embargo, en los últimos tiempos, el Profeta parece haberles dado nuevas responsabilidades, incluyendo los asuntos temporales. También es cierto que incorporó a la mayoría de sus integrantes en el Concilio de los Cincuenta. Brigham Young era uno de los más cercanos allegados al Profeta y, en la década de 1840, varias veces había quedado al mando de la Iglesia en ausencias temporales de Joseph.

Conferencia del 8 de Agosto de 1844

Deberemos tener muy presente que los procedimientos que hoy nos parecen de rigor, es decir, la disolución de la Primera Presidencia, la reinserción de los Consejeros en el Quorum y la elección del Presidente del Quorum (Apóstol con mayor antigüedad) como Presidente de la Iglesia no existía (ni existe aún hoy) en ningún libro canónico o revelación aceptada. De hecho, los Consejeros de la Primera Presidencia no habían pertenecido nunca al Quorum de los Doce, y sus llamamientos eran preexistentes a los de los Apóstoles. Por tanto, la situación era muy confusa, sobre todo para el miembro común que, además, afrontaba la pérdida de su líder espiritual, un conflicto con los vecinos no miembros y una situación institucional inédita.

Ese era el clima general en el que la Conferencia fue convocada. Muchas de las Autoridades se encontraban viajando. El primero en arribar fue Sidney Rigdon, que el 4 de Agosto anunció haber recibido una revelación que lo señalaba como “Guardián de la Iglesia”. El Presidente William Marks estableció el 8 de Agosto como el día de una Conferencia para resolver el tema. El día 6, Brigham Young y el resto de los Apóstoles retornaron a Nauvoo y comenzaron una campaña entre los miembros para explicar que las llaves residían en el Quorum de los Doce y que la dirección de la Iglesia debía recaer en él como su Presidente. Incluso cabalgó por las calles de Nauvoo con el caballo favorito de Joseph Smith, llamado Joe Duncan, para establecer la relación de continuidad (History of the Church, 7:224-230)

En la Conferencia del  día 8, Sidney Rigdon habló primero, manteniendo su posición en ser el único sobreviviente de la Primera Presidencia, su larga relación con el Profeta y el hecho de que Joseph lo había enviado fuera del Estado para evitar que todos los miembros de la Presidencia fuesen asesinados.

Después de su exposición, que llevó 90 minutos, Brigham Young pidió un receso. Al retornar, basó su mensaje en que ningún hombre podría jamás reemplazar a Joseph Smith, por lo que era mejor que el Quorum de los Doce, que tenía las llaves del sacerdocio, asumiera el liderismo. También recordó que Sidney y Joseph no habían estado tan relacionados en los últimos tiempos.

Rigdon declinó la posibilidad de responder, pidiéndole a William Phelps que defendiera su posición. Pero Phelps apoyó la propuesta del Presidente Young. Los miembros en la asamblea votaron las alternativas y la mayoría lo hizo a favor del Quorum de los Doce. Aquellos que se opusieron fueron, con el tiempo, excomulgados de la Iglesia.

Muchos de los miembros que permanecieron registraron que, en su aspecto y voz, el Presidente Young les resultó parecido a Joseph Smith y lo recibieron como una confirmación de cuán apropiado era que él llevara el manto profético.

Lynne Watkins Jorgensen en “The Mantle of the Prophet Joseph Passes to Brother Brigham” (BYU Studies 36:131) recopiló 101 testimonios escritos que hablan de una transformación o experiencia espiritual. Richard Van Wagoner, más escéptico, en cambio, afirma que ninguno de esos testimonios fue escrito en fecha cercana a los hechos relatados, siendo el más antiguo del 15 de Noviembre (casi 3 meses y medio después) y los restantes muy posteriores. (The Making of a Mormon Myth: The 1844 Transfiguration of Brigham Young, Dialogue, Winter 1995, pag. 1-24)

El Sisma

Al día siguiente de la Conferencia Brigham Young asumió la dirección de la Iglesia. Reunido con los Doce y el Quorum de los Ungidos, se asignó el rol de Administradores de la Iglesia a los obispos Newel K. Whitney y George Miller.

Sidney Rigdon, en tanto, no abandonó su propuesta, reclamando que su autoridad era superior a la de los Doce. Fue excomulgado en ausencia el 8 de Septiembre de 1844. Alegando que era perseguido por Brigham Young se estableció en Pittsburgh, Pennsylvania.

Debe entenderse claramente que, a esta altura de las circunstancias, muchos miembros no veían a los separatistas como apóstatas sino como grupos diferenciados dentro de la misma Iglesia. Se identificaban como brighamitas (los que seguían a los Doce), rigdonitas (a Sidney), josefitas (los que conservaban las esperanzas de los hijos de Joseph Smith), etc.

El 6 de Abril de 1845, los Rigdonitas se organizaron con un Quorum de los Doce propio. También con un Patriarca, Sumo Consejo, Quorum de los Setenta y Obispado Presidente. Se identificaron con el nombre original de “Iglesia de Cristo” aunque tiempo después cambiaron a “Iglesia de Jesucristo de los Hijos de Sión”. El grupo tuvo bastante éxito entre comunidades mormonas del Este, especialmente por su rechazo a la poligamia practicada por los Brighamitas. Con el tiempo, el movimiento se dividió en varias fracciones. Rigdon vivió muchos años en Pennsylvania y Nueva York manteniendo su testimonio del Libro de Mormón y de que él era el heredero natural de Joseph Smith. Uno de sus seguidores, William Bickerton, reorganizó su Iglesia en 1862 como la Iglesia de Jesucristo, identificada como Bickertonita, con algo más de 15.000 miembros en la actualidad.

Como ya los mencionamos, muchos santos de los últimos días del medio oeste americano, incluyendo a Strang y los descendientes del Profeta, creían en una sucesión lineal, es decir que, quien dirigiera la Iglesia, lo haría provisoriamente, hasta que los hijos de Joseph Smith tuvieran la edad de tomar el control. En la versión strangita del libro de Convenios existía una revelación dirigida a Joseph, nunca canonizada por los brighamitas, que decía: “Digo a mi siervo Joseph, en ti, y en tu simiente, será la familia de la tierra bendecida” (Convenios 107:18 – strangita). Sin embargo, al crecer, tanto Joseph Smith III como David Hyrum Smith se oponían a muchas de las prácticas de la Iglesia en Utah, especialmente los matrimonios múltiples, y nunca se unieron con los brighamitas.

Hacia fines de la década de 1850 William Marks y otros, que dirigían grupos residuales conocidos como la Nueva Organización, pidieron a Joseph Smith III que fuese su presidente, pero éste se negó.

Joseph Smith III (1883)

Joseph Smith III (1883)

Sin embargo, para 1860 se sintió inspirado a aceptarlo y en la Conferencia del 6 de Abril en Amboy, Illinois, se transformó en Profeta de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días (Josefita).

Emma Hale Smith en 1875

Emma Hale Smith en 1875

Emma Smith y sus otros hijos se afiliaron a la nueva organización. Una década más tarde agregaron al título la palabra Reorganizada para distinguirla del grupo mayoritario de Utah. Sobre fines del Siglo XIX y comienzos del XX los dirigentes de ambos grupos fueron primos hermanos entre sí. Hacia las postrimerías del Siglo XX la Iglesia Reorganizada cambió su nombre a la Comunidad de Cristo y cuenta hoy con algo más de 250.000 miembros.

David Hyrum Smith

David Hyrum Smith

David Hyrum Smith, el hijo menor del Profeta, fue un misionero muy eficaz dentro de la Iglesia Reorganizada. Entre 1865 y 1873 realizó extensos viajes por el medio oeste, Utah y California, enfrentando en debates teológicos a diferentes predicadores, incluyendo a representantes de nuestra Iglesia. Luego fue consejero de su hermano en la Primera Presidencia y padre de Elbert Smith, también miembro de la Primera Presidencia y Patriarca en la Iglesia Reorganizada. Se lo conoció como el Dulce Cantor de Israel pues quienes lo escuchaban lo consideraban uno de los más inspirados intérpretes de himnos. También fue pintor y poeta. Lamentablemente, el deterioro de su salud mental hizo que pasara los últimos 27 años de su vida confinado en una institución.

James J. Strang estableció su organización en Voree, Wisconsin. El y su grupo fueron  excomulgados por la Iglesia en Nauvoo y ellos hicieron lo mismo con los Doce Apóstoles. En Junio de 1856 recibió un disparo de miembros de un grupo separatista y murió poco después sin dejar un sucesor. La mayoría de sus seguidores se unieron a Joseph Smith III, pero algunos centenares de fieles continúan considerándose hoy Strangitas.

Varias comunidades SUD quedaron aisladas en Illinois e Indiana cuando se produjo la crisis. En 1863 estos grupos se unieron bajo la dirección de Granville Hedrick con el nombre de Iglesia de Cristo, comúnmente denominados Hedrickitas. Años más tarde se dirigieron a Independence, Missouri, donde compraron parte del terreno original del Templo a construirse allí antes de la venida de Cristo. Se los conoce también como Mormones del Terreno del Templo (Temple Lot Mormons). En 1926 un grupo se separó de ellos para denominarse Iglesia de Cristo con el Mensaje de Elías. Cada uno de estos grupos posee entre 10.000 y 12.000 miembros principalmente en EEUU con algunas proyecciones en el extranjero.

Alpheus Cutler fundó su propia colonia en Manti, Iowa. En 1853 reorganizó su propia iglesia como “La Verdadera Iglesia de Jesucristo”. Años más tarde, misioneros de la Iglesia Reorganizada convirtieron a muchos de ellos. En 1928 se trasladaron también a Independence donde residen algunos cientos de ellos identificados como Mormones Cutleritas.

Brigham Young organizó una nueva Presidencia de la Iglesia el 27 de Diciembre de 1847, o sea, casi tres años y medio después de la muerte del Profeta. Los otros grupos jamás reconocieron el nombramiento, alegando que no estaban presentes los Apóstoles originales necesarios. Los Consejeros del Presidente Young fueron Heber C. Kimball y el Dr. Willard Richards. A partir de ese momento se estableció el mecanismo sucesorio como hoy lo conocemos.

Quizás todo lo anterior nos ayude a entender porqué las Autoridades insisten en que el nombre correcto es La Iglesia de Jesucristo de los S.U.D., con un especial énfasis en “La”.

Esta entrada fue publicada en Historia.

9 comentarios el “Crisis de Sucesión (1844)

  1. Miguel Cruz dice:

    Estimado hermano, he seguido su blog desde hace un tiempo,me gusta la manera en como trata los asuntos un poco escabrosos de la historia de la iglesia, o hace de una manera objetiva y absolutamente inteligente. reciba un saludo desde Mexico de un hermano que ha tenido la oportunidad de conocer y trabajar en su hermoso pais de Argentina

  2. YO dice:

    Excelente articulo!! Muchas Gracias por sus publicaciones!!!

  3. YO dice:

    Por cierto muchas gracias también por colocar las fuentes =D

  4. Andres dice:

    Hermano, le agradezco la claridad y el órden de la información, así como citar las fuentes e incluso mencionar la situación actual de cada grupo. Un gusto grande en ver como trata esto asuntos. Un feliz 2015 !

  5. Jose Raul Martinez Vera dice:

    y la verdad te hara libre,gracias por ello………
    Feliz 2015 y la espera de saber mas de la verdad

  6. Guillermo Moran Lihaut dice:

    Es increíble como en ese blog me topo con el que algún día fue mi asesor del quórum de diáconos, Jose Raul Martinez Vera, Dios los hace y ellos se juntan. Muy buen articulo, gracias.

  7. Francisco Javier Muñoz Medina dice:

    Es un buen articulo , pero lo ultimo si me lo puedes explicar mejor seria exelente. Me da pena que todos sesos hombres y mujeres que hicieron todo por La Iglesia de Cristo terminen enemistados , yo tengo mi testimonio personal , esto me ayuda areafirmar lo que por años tenia en mi mente.

  8. Natanael dice:

    Que buena data muchas gracias por la dedicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s