ALBERT ROBIDA: “Les mormons dans la Belle Epoque”

ARTE Y RELIGION

     Literatura

              Los Mormones en las Obras literarias

 

ALBERT ROBIDA: “Les mormons dans la Belle Epoque”

portrait_robida_grand

Por Mario R. Montani

Albert Robida, nacido en Compiegne el 14 de marzo de 1848, fue uno de los más importantes dibujantes franceses de la segunda mitad del Siglo XIX. Hijo de un carpintero, comenzó sus estudios para ser notario pero terminó dedicándose a su don natural para la caricatura. Sus amplias capacidades lo convirtieron en dibujante, litógrafo, grabador, periodista y novelista.

robida (1)

Después de ilustrar diversas publicaciones fundó su propia revista, La Caricature, en 1880, de la cual fue director a lo largo de los siguientes 12 años, descubriendo en sus páginas a otros artistas como Caran d’Ache, Louis Morin y Job. También dio vida en imágenes a obras clásicas de Rabelais, Cervantes, Swift, Shakespeare y Balzac.

tumblr_lu78yy27OM1qlts9lo1_1280

Robida fue redescubierto en el siglo XX por sus obras de anticipación Le Vingtieme Siecle (1883), La Guerre au vingtieme siecle (1887) y Le Vingtieme Siecle. La vie electrique (1890). En ellas describía inventos del futuro con asombrosa exactitud. Una de sus más ingeniosas invenciones, el telefonoscopio (una pantalla plana de importantes dimensiones que difunde las últimas informaciones, obras teatrales, cursos y conferencias y permite intercomunicarse) aparece en varias de sus obras. También previó la promoción social de las mujeres y su inclusión en las más variadas profesiones, el turismo de masas, la polución de la naturaleza, la guerra bacteriológica, aérea y con misiles robotizados.

Farandul 12

Como ya vimos previamente en este blog (https://mormosofia.wordpress.com/2011/11/28/la-vuelta-al-mundo-en-80-dias-por-jules-verne/) , la obra de Jules Verne La Vuelta al Mundo en 80 días y su mención de la sociedad mormona generó un cierto número de parodias, entre ellas las del propio Robida.

Farandul 3

Con tan sólo 19 años dibujó una serie de viñetas denominadas Le Mormonisme a Paris (El Mormonismo en Paris) que se publicó en Paris-Caprice el 13 de marzo de 1869. En esta obra satirizaba tanto al mormonismo (con la obligada referencia a la poligamia) como a la importante feminista francesa Olympe Audouard (1830-1890), quien había visitado Utah ese mismo año y había escrito un sorprendente texto de apoyo a la práctica mormona. Según Robida, las conferencias de Audouard “comenzaron a tener un efecto inesperado… la mitad de Paris acaba de convertirse al Mormonismo!!!”

126

Más adelante, en 1879, publicará en entregas, Voyages très extraordinaires de Saturnin Farandoul dans les 5 ou 6 parties du monde et dans tous les pays connus et même inconnus de M. Jules Verne  (Los muy extraordinarios viajes de Saturnino Farandula por las 5 ó 6 partes del Mundo y todos los países conocidos y aún desconocidos de Monsieur Jules Verne). Estas historias, con muchas ilustraciones del propio autor, eran exageradas y paródicas, con un efecto humorístico, montadas sobre la fama del propio Verne.

Couv_Farandoul

Massimo Introvigne, sociólogo italiano especializado en religiones modernas y conocedor del movimiento mormón, ha señalado la popularidad de Farandula en Italia, al punto de que una de las primeras películas mudas de ese país lo tenía como protagonista.

Farandul 4

Las aventuras de Farandula (Farandoul en francés) tenían una rica sección sobre Brigham Young y el mormonismo. El protagonista, su segundo de a bordo, Mandibul, el bretón Tournesol y los demás marineros de la nave “Belle Léocadie”, cansados de la vida solitaria deciden convertirse al mormonismo y abrazar la poligamia. Farandula envía un telegrama a Brigham Young, anunciándole sus deseos. Continuamos directamente con el texto:

Farandul 6

 “Brigham Young, encantado y orgulloso de haber conquistado para su religión a tan importantes reclutas, se pone a la total disposición de Saturnino.

Por las siguientes horas del viaje, los telegramas iban y venían:

“Encontrada espléndida oportunidad. Senador recién divorciado de esposas. Dieciseis mujeres bien surtidas. Pueden llegar a diecisiete si se regatea. ¿Le resultaría provechoso? Muchos interesados, pero Ud. tendría preferencia. Brigham Young.”

“Aceptado. Gracias.Teniente Mandibula pregunta si habría similares oportunidades para él. Farandula.”

“Para la respuesta hay cinco negras y una china. No hablan francés. ¿Negociamos? Brigham Young.”

“Mandíbula pide adicionalmente media docena de mujeres blancas para la dulce charla hogareña. Farandula”

“Encontradas. Antes de aceptar preguntan si el Teniente Mandibula es rubio. Brigham Young”.

“De brillantes cabellos rubios. Otro pedido. Tournesol, de treinta y tres años, temperamento volcánico. Quisiera algunas damas mexicanas. Farandula.

“Mandibula trato hecho. Gran grupo de damas mexicanas para Tournesol. Estaré en la estación. Brigham Young”.

Farandul 7

“A la salida de la estación, el cortejo se dirige directamente al templo donde se han preparado los documentos registrales. Todo lo que se necesitó fueron varias rápidas firmas y el grupo partió hacia el Gran Hotel Polígamo, ya que en su salón de gala se había servido un magnífico banquete para tres mil personas provisto por el municipio de Salt Lake City para los nuevos conversos

Farandul 8

 

“Brigham Young, los obispos y elderes, honran con su presencia el gigantesco almuerzo, en el que se vierten mares de Champagne en honor de Farandula. No tenemos intención de contar todos los detalles, ni enumerar los brindis propuestos al mormonismo, a los antiguos y nuevos fieles, y a las amigables fracciones, como dijo Mandibula refiriéndose a sus esposas, demasiado numerosas para denominarlas caras mitades.” (Robida, Voyages très extraordinaires de Saturnin Farandoul dans les 5 ou 6 parties du monde ed dans tous les pays connus et même inconnus de M. Jules Verne. Paris: M. Dreyfous,  1879, pags. 171-175)

Farandula, una vez que ha apreciado cómo funcionan los hogares mormones, pronuncia un espléndido discurso a favor del mormonismo y la poligamia, y al instante es hecho Obispo. A escondidas, Brigham Young comienza a verlo como un posible rival y planea el asesinato del francés (una alusión al popular tema de los Danitas) mientras éste se halla esperando una placentera velada en compañía de sus diecisiete esposas.

Farandul 9

“El sonido de la puerta lo apartó de sus pensamientos; las diecisiete damas discretamente se desvanecieron, dejándolo a solas con su visitante. Este último simplemente había venido a avisarle que un Consejo de Elderes tendría lugar esa noche, y Brigham Young pedía al nuevo Obispo que honrara la ocasión con su presencia, si los rigores del viaje se lo permitían.

“Conduzcame”, dijo Farandula

Y el infatigable Saturnino, deteniéndose sólo para ofrecer breves disculpas a las señoras, siguió los pasos del mensajero de Brigham Young..

La noche había caído. Nuestro héroe caminaba por una oscura avenida que conducía al Gran Templo Mormón.

De pronto, notó algunas sombras siguiéndolo ruidosamente, mientras otras se escondían detrás de los árboles.

Sus pensamientos retornaron a sus diecisiete esposas y el sonriente futuro que le esperaba. Ni una sombra en el horizonte, ni una nube en el cielo…

Súbitamente, el ulular de una lechuza detrás suyo, y una cascada de seres humanos cayó sobre sus hombros antes de que se diera cuenta de lo que ocurría, y, a pesar de su lucha desesperada, los asaltantes lo habían derribado a tierra, atado y amordazado.

¡Los hombres estaban enmascarados! A pesar de eso, Farandula creyó descubrir entre ellos a dos seguidores de Brigham Young que había visto en el banquete. ¡Todo estaba claro ahora!

Trajeron caballos, y los bandidos ataron fuertemente a Farandula al más vivaz de ellos, luego saltaron sobre sus monturas” (Robida, idem anterior, pags. 180-181)

Farandul 10

 

 

Más adelante Brigham Young ordenará que guerreros apaches secuestren y maten a Farandula (en una posible alusión a la masacre de Mountain Meadows), pero el viajero francés los calma pintando diseños en sus pieles. Eventualmente caerá en desgracia pues dedica demasiada atención a las mujeres de la tribu, especialmente a Luna Naciente, la esposa de Búfalo Rojo. Escapa con ella al desierto, siendo perseguidos por los guerreros apaches. Farándula mata a dos osos grises y usan las pieles para disfrazarse. Después de tener que huir de una cueva donde encuentran osos reales, viajan por el Río Colorado y se esconden detrás de una cascada. Con la ayuda de dos cazadores de pieles llegan a Santa Fe.

La primer idea de Farandula es telegrafiar a Mandíbula, en Salt Lake. Pronto arriba una respuesta. Mandibula y sus compañeros, al saber sobre la desaparición de su jefe, han abandonado a sus esposas:

“Farandula regresó a la oficina de telégrafo y envía un mensaje a Brigham Young en los siguientes términos: ‘Pillo, ¿qué ha hecho con mis diecisiete esposas? Farandula. Respuesta paga.

Brigaham Young responde con un telegrama que muestra su astucia e hipocresía.

“Señor mío. Luego de su incomprensible huída que demostró que no era usted un sincero mormón, sus esposas, avergonzadas de haber estado, aunque fuese por un instante, unidas a un hombre tan despojado de convicciones, peticionan el divorcio. Un honorable mormón, Mateo Bikelow, nombrado Obispo en vuestro reemplazo, les ha ofrecido el refugio de su hogar. Las ha desposado ¡y no las abandonará!”.

“Nuevamente, Señor, su conducta ha sido indigna, y le sugiero que nunca vuelva a aparecer en la ciudad de los Santos. Brigham Young”.

Siendo que la respuesta estaba paga, Brigham, como vemos, no escatimó palabras. Farandula entonces se dirigió a Bikelow, reclamando el regreso de sus diecisiete esposas. (Robida, idem anterior, pag. 207-208)

Farandula y Bikelow acuerdan resolver su disputa en un duelo, y el francés sugiere que cada adversario conducirá una locomotora. Ambos trenes saldrán a la misma hora, uno desde Nueva York y el otro de San Francisco para encontrarse en el medio de la línea del Ferrocarril Central Pacific.

El resto de la tripulación ha estado buscando en vano a su capitán, cuando en Nevada oyen las novedades del duelo. Se unen a Farandula cuando éste se prepara para abandonar Nueva York en su tren especial. Los oponentes deberán encontrarse en el Puente del Diablo, cruzando el río Nebraska. Gran cantidad de público viaja a la región. Armadas con cañones, las locomotoras comienzan a disparar tan pronto están a la vista. El tren de Farandula queda muy dañado pero el de Bikelow hace colapsar el puente y cae al vacío. La velocidad que el francés imprime a su máquina le permite alcanzar el otro lado…

“Ahora que está satisfecho mi honor” declara Farandula, “Renuncio a mis diecisiete desagradecidas mujeres; telegrafíen a Brigham Young” (Robida, idem anterior, pag. 216)

ar 2

 

Mormones del Siglo XX

En 1882, Robida comienza a publicar por entregas una nueva novela titulada Le Vingtieme Siecle (El Siglo XX). Las entregas irán finalmente tomando el formato de libros y son hoy consideradas las obras maestras del autor, aunque sólo recientemente se han traducido a otros idiomas. Se trata de novelas de ciencia ficción en las que Albert anticipa los teléfonos, los aeroplanos y la TV. El mormonismo es, en este caso, un tema secundario. La primera de las novelas, de 1883 transcurre en Francia e Inglaterra en el año 1953.

Farandul 11

Robida explica que, a partir de 1910, los Estados Unidos se transforman en tres diferentes naciones: una república China en el Oeste cuya capital es Nueva Nanking (San Francisco), un imperio germánico con capital en Nueva Berlin (antes Nueva York) y una república mormona (los antiguos estados de Utah, Idaho, Colorado y Arizona) con sede en Salt Lake City. (El planteamiento se parece mucho al que, un siglo más tarde, hará Phil K. Dick en “El Hombre en el Castillo”)

Los mormones, percibiendo que serán el campo de batalla de las otras dos grandes naciones americanas, dirigen sus ojos a la madre patria, Inglaterra, particularmente después de que el gobierno británico se traslada a la India. A lo largo de una década, la mormonización de Inglaterra es completa.  La Cámara de los Lores es ahora la Cámara de los Obispos y para ser elegible en la Cámara de los Comunes se deben tener al menos ocho esposas. Los nuevos puntos de atracción son el Gran Templo, réplica del de Salt Lake, y en Hyde Park, el Palacio del Jefe de Estado, que es tanto líder espiritual como Presidente de las Repúblicas Mormonas de Europa y América. El Castillo de Windsor se ha transformado en un sitio de retiro para las viudas de obispos y arzobispos.

Monsieur Ponto, un financista parisino, ha enviado a su hijo Philippe a Inglaterra por un asunto bancario sin caer en la cuenta de que las islas se han vuelto muy peligrosas. Philippe desaparece, hasta que el preocupado padre recibe la siguiente carta:

 

PRISION DE LOS SOLTEROS, 7 de Agosto de 1953

Querido Padre:

¡Qué país tan divertido ha hecho el mormonismo de esta Nueva Inglaterra – me estaría riendo si no estuviese en este momento en prisión!

Permíteme asegurarte que no he asesinado a nadie ni cometido la menor infracción. Simplemente estoy encerrado en la Prisión de Solteros por insubordinación matrimonial. No te rías… ¡esto es muy serio!

Después de salir del túnel de Calais, encontré el aerotaxi de nuestro representante en Londres, Mr. Percival Douglas, según lo planeado, y el caballero me condujo personalmente. Cuando partíamos hacia el Banco, observé una multitud en el puerto, frente a dos enormes dirigibles transatlánticos cargados de gente. Todos empujaban, tratando de acercarse.

“¿Qué es eso?” pregunté a Percival Douglas.

“Es un arribo de esposas” replicó con tranquilidad “algunas serán rematadas”.

Farandul 13

 

Comencé  a reír, naturalmente, y le pedí ver la llegada desde más cerca. Nuestro aerotaxi se estacionó diez metros arriba de los muelles. Sobre las cubiertas de los dirigibles veía cientos de mujeres y jovencitas de todos los colores y condiciones, algunas bien vestidas y enjoyadas – otras pobremente arropadas.

“¿Qué es esto?” pregunté “Mujeres amarillas, blancas y morenas, incluso algunas negras”

“Es el excedente de la India, de América y Australia” replicó Percival. “Allí sólo se casan con una esposa. Muchas jóvenes, por tanto, quedan sin opción; las agencias que tenemos en las cinco partes del globo las enrolan para la tierra prometida de Nueva Inglaterra…”

“Entonces, ¿todas las damas encontrarán esposo?”

“Serán conducidas a Puerto Matrimonio, donde permanecerán hasta recibir una propuesta”

Me largué a reír. Como las instituciones de Nueva Inglaterra no son tan conocidas, yo ignoraba por completo estos útiles puertos… parecen inmensas posadas. Cuatro grupos de edificios, ocho pisos de habitaciones, cocinas, cuartos de trabajo, donde las jóvenes pueden mostrar sus habilidades a los visitantes, lugares para pintar, jardines donde todos son admitidos ¡Fantástico! La estructura está coronada por un faro… la Luz del Matrimonio. Sus destellos emblemáticos brillan sobre toda la ciudad de Londres, recordando a los interesados que pueden venir a los puertos para encender otras llamas. Un oficial estatal, alojado en el mismo faro, mantiene los registros abiertos noche y día.

Farandul 14

… La primer persona que vi al día siguiente fue un predicador que vino a contarme acerca de las bondades del mormonismo. Al irse, me dejó una buena provisión de Biblias y panfletos: “Virtud Mormona” por el Reveredo J. F. Hobson, “La Vergüenza del Soltero”, “Pena del Monogamo”, sermón presentado en el templo por Mr. Clakwell, vendedor de champagne imitado y arzobispo, “El Arte de Administrar Mujeres”, tratado de Mr. Fred Twic, arzobispo mormón, etc, etc”

“Qué extraño país! Los hombres beben, fuman o cantan himnos en las tabernas mientras las mujeres permanecen en casa y trabajan. Sólo los pobres diablos que tienen una o dos esposas necesitan trabajar. Para los otros – los galanes suficientemente afortunados como para llevar siete u ocho “señoras” frente al oficial civil – la vida transcurre tranquila y feliz. Estuve en varios hogares patriarcales y observe que allí el lema es orden y disciplina! El esposo es la cabeza; es venerado y consentido. Además, en cada barrio y distrito hay una especie de guardería o correccional para las esposas rebeldes. La menor palabra de un esposo al superintendente de policía y una mujer policía viene a buscar a la esposa culpable y llevarla al Correccional, donde la soledad y los sermones de los predicadores asignados a la institución inducen a saludables reflexiones.”

“… el Domingo a la mañana, mientras descendía del aerotaxi al pavimento de Regent Street (con la idea de dar un paseo antes de almorzar), noté que los transeúntes me observaban de modo extraño. Los padres me veían con irritación, y al mirarme las damas, sus gestos denotaban horror. Me devanaba los sesos en vano preguntándome el motivo de tan repulsivas manifestaciones, cuando de repente, dos mujeres policías, enviadas por una señora de edad, vinieron y me tomaron por los brazos.

Farandul 15

“¿Es usted casado?” me preguntaron.

“No!” respondí, sorprendido.

“¿No tiene esposa?”

“En absoluto”

“Oh!!!”

Procedieron a tomarme resueltamente por el cuello. No ofrecí resistencia. Así llegamos hasta el juez de instrucción. El magistrado comenzó con la misma serie de preguntas: “¿Está casado? – No, Señor, aún no! – Entonces, ¿es soltero? – Aparentemente, sí – Esto es serio, ¡muy serio!”

El juez murmuró, mirándome con desaprobación. “Me veré obligado a enviarlo a la prisión de solteros”.

–         “Pero soy un extranjero!”

–         “Todos los que arrestamos dicen lo mismo.

–         Oigan, por mi acento pueden darse cuenta de que soy francés!!

–         “Todo el mundo habla más o menos francés. Eso no prueba nada ¿Tiene papeles?

–         Saben bien que no ha habido pasaportes desde la Edad Media.

–         Peor para usted. Lo enviaré a la Cárcel de Solteros. Presente las protestas que desee.

El episodio parecía tan gracioso que los dejé llevarme a la Prisión, curioso por experimentar esta especie de Bastilla de los desafortunados célibes.

Pero ¡ay!, las paredes de diez metros, las ventanas con barrotes, los anchos portones: esta es una prisión en serio. Las carceleras (pues en la Prisión de Solteros los carceleros son carceleras) me anotaron con frialdad en el registro y me condujeron a una celda con sólo una cama, una mesa y una silla. Otra guardia me alcanzó un manojo de viejas sogas y pronunció una sola palabra: “¡Trabaje”! Pedí una explicación. Estoy condenado a ocho días de trabajos forzados: si deseo almorzar o cenar, debo deshacer las hebras de estas viejas cuerdas sin detenerme, desde las seis de la mañana hasta las seis de la tarde. A las seis en punto como, y a las siete voy a una capilla donde escucho sermones mormones hasta medianoche.

Farandul 16

Este tipo de existencia es todo menos entretenida, y sueño con poder salir (Robida, Albert. 1883. Le Vingtième Siècle. Paris: G. Decaux, pags. 312-318)

Finalmente, lo que ocurre es que Percival Douglas deja que Philippe se quede en la cárcel hasta que acepte casarse con una de sus hijas. A último momento, el joven es rescatado por una bella muchacha, que es secretaria de su padre y llega a Londres, y a la misma prisión, pretendiendo ser su esposa.

5537564031_c82fb66efa

Consideraciones finales

Robida, como escritor popular que es, intenta satirizar a Verne y para ello exagera los ingredientes de su divertida ficción. Obviamente el estereotipo mormón de fines del siglo XIX está muy presente, sin dejar escapar ningún detalle: los matrimonios múltiples, las bandas de Danitas, la referencia sugerida de Mountain Meadows, la invasión de lo público en lo privado y de la religión en las estructuras del estado.

La mención del uso de alcohol y tabaco entre los santos puede deberse a ignorancia de su parte o a que, para su época, la observancia de la Palabra de Sabiduría aún no incluía una absoluta obediencia.

robida

 

Fuentes:

–   “100 Years of Science Fiction Illustration” de Anthony Frewin, Granada Publishing Lt., Londres, 1974, Capítulo 2, “Frolics in the Future”, pags. 28-41.

– “The Great Polygamy Hotel”: Albert Robida and the popularization of mormon stereotypes in nineteenth century fiction, presentado por Massimo Introvigne en la conferencia de CESNUR 2010, en la ciudad de Torino.

–    Enciclopedia Britannica on line. (Ingreso con fecha 05-04-2014). http://www.britannica.com/EBchecked/topic/1055119/Albert-Robida

 

Un comentario el “ALBERT ROBIDA: “Les mormons dans la Belle Epoque”

  1. Me encanto me remonto a la niñes, la que mas recuerdo es Saturnino farandula y la vusqueda del elefante blanco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s