SOBRE ENSEÑAR A LEER A NUESTROS HIJOS

ARTE Y RELIGION

     Literatura

             Buscad palabras de sabiduría de los mejores libros…

 

Sobre enseñar a leer a nuestros hijos

(Originalmente presentado en el programa “El Colador”, Septiembre de 2007)

“Nunca permití que la asistencia al colegio interfiriera con mi educación”

Mark Twain

 

"Una vida bien utilizada" (1862) del artista inglés Charles West Cope (1811-1890)

“Una vida bien utilizada” (1862) del artista inglés Charles West Cope (1811-1890)

Todos los padres desean que sus hijos sean buenos lectores. No deben precipitarse y esperar que el niño esté preparado, lo cual no siempre tiene que ver con su edad. Por supuesto, hay maestros que desaconsejan la enseñanza de la lectura antes de iniciar el colegio, de allí la frase de Mark Twain que encabeza estos párrafos

Muchos padres temen enseñar de una manera incorrecta y dejan la tarea a los maestros olvidando que el hogar representa el ambiente ideal para casi cualquier cosa que el niño necesite aprender. Si los pequeños aún no tienen interés sin duda disfrutarán de mirar ilustraciones o que se les lea una historia. Nos daremos cuenta de que están preparados cuando nos pidan que identifiquemos palabras en sus libros favoritos. Cuando comiencen a preguntarnos.

Mientras tanto, pueden participar en la elección de los libros que vamos a leerles, saber bien lo que les vamos a leer y anticipar posibles preguntas, seleccionar con ellos un ambiente cómodo y agradable, eliminar posibles interrupciones como la TV o el teléfono.

A su vez, los padres pueden utilizar diferentes tonos de voz para los distintos personajes y hacerlos más atractivos, mirar a los niños a los ojos para mantener cierta interacción, hacer pausas para discutir lo que ocurre en la historia y asegurarse que comprenden, detener la lectura cuando aparezcan signos de aburrimiento y cansancio.

También llevar a sus hijos a las bibliotecas públicas e introducirlos al sector para niños, donde podrán ampliar sus horizontes sobre el material disponible.

Asimismo, se pueden usar tarjetas  para escribir los nombres de los objetos de la casa y etiquetarlos: silla, mesa, cama, etc. Así el niño se familiarizará con las palabras.

Los niños imitan a sus padres: si ven que sus padres leen, ellos también querrán hacerlo. Esta será una de las principales premisas para fomentar la lectura infantil: predicar con el ejemplo.

El niño que no crece en un ambiente de lectura en su casa, difícilmente podrá alcanzar plenamente las capacidades para tratar con textos. El que no disponga de una variedad suficiente de tipos de obras no aprenderá a vérselas con los distintos niveles de acceso a la información escrita: la lectura profunda, la búsqueda de un dato específico, la lectura somera rastreando una idea…

Sí: la riqueza en libros y en publicaciones, la abundancia de lectura en un medio familiar, es la mejor garantía de un desarrollo pleno de las capacidades lectoras. La falta de hábitos y de ocasiones de lectura hará muy difícil el crecimiento de esas potencialidades. Y la persona que no las tenga estará muy mal preparada para la sociedad de la información.

"Una historia a la luz de las velas" Francis Day (1863-1942)

“Una historia a la luz de las velas” Francis Day (1863-1942)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s