SOBRE LOS LIBROS II

ARTE Y RELIGION

     Literatura

             Buscad palabras de sabiduría de los mejores libros…

 

SOBRE LOS LIBROS II

De libros dulces y amargos, pequeños y grandes

(Originalmente presentado en el programa “El Colador” del Martes 24 de Julio de 2007)

Por Mario R. Montani

"Edicacoón Compulsiva" por Charles Burton Barber, 1890

“Educación Compulsiva” por Charles Burton Barber, 1890

Ya Horacio (año 65 a.C.) nos recordaba en su Ars Poética que “obtiene la general aprobación quien une lo útil a lo dulce deleitando e instruyendo a la vez al lector”. También nos aconsejaba leer y contarnos entre los doctos para poder pensar mejor la vida.

Un siglo y medio más tarde Plinio, el joven, en la Epístola V de su Libro III sentenciaba que: “No hay libro tan malo que no contenga algo bueno”.

Poco tiempo después, desde Africa, el gramático Terenciano Mauro razonaba: “Incluso los libros pequeños tienen un destino”.

El infante Don Juan Manuel en su prólogo a “El Conde Lucanor” planteaba la siguiente idea: “…escribí este libro con las más bellas palabras que encontré, entre las cuales puse algunos cuentecillos con que enseñar a quienes los oyeren. Hice así, al modo de los médicos que, cuando quieren preparar una medicina para el hígado, como al hígado agrada lo dulce, ponen en la medicina un poco de azúcar o miel, u otra cosa que resulte dulce, pues por el gusto que siente el hígado a lo dulce, lo atrae para sí, y con ello a la medicina que tanto le beneficiará. Lo mismo hacen con cualquier miembro u órgano que necesite una medicina, que siempre la mezclan con alguna cosa que resulte agradable a aquel órgano, para que se aproveche bien de ella. Siguiendo este ejemplo, haré este libro, que resultará útil para quienes lo lean, si por su voluntad encuentran agradables las enseñanzas que en él se contienen; pero incluso los que no lo entiendan bien, no podrán evitar que sus historias y agradable estilo los lleven a leer las enseñanzas que tiene entremezclados, por lo que, aunque no lo deseen, sacarán provecho de ellas, al igual que el hígado y los demás órganos se benefician y mejoran con las medicinas en las que se ponen agradables sustancias”.

Todos hemos experimentado esta doble función de “medicina y miel”, “deleite e instrucción” en las lecturas juveniles. ¿Quién que haya leído la serie Sandokán, de Salgari, puede desconocer dónde se encuentra Sumatra? ¿Quién que se haya sumergido en las densidades de “Los Tres Mosqueteros” de Dumas fallará en ubicar históricamente al Cardenal Richelieu?. Deberemos trasladar esta dual apreciación a nuestras lecturas adultas y a las generaciones que nos siguen…

Como alguien ha dicho, aún los peores libros son como barquillos averiados surcando el gran mar del conocimiento: siempre algo se filtrará hacia el interior…

"La Lección" del artista francés Charles Joshua Chaplin (1825-1891)

“La Lección” del artista francés Charles Joshua Chaplin (1825-1891)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s